¿El embarazo se nota en la piel?

Con el embarazo aparecen los cambios hormonales y vasculares, y durante los nueve meses siguientes, la futura mamá experimentará cambios en su cuerpo, muchos de ellos remiten hasta después del parto, la piel es fiel testigo de ello.

El estiramiento de los tejidos, las estrías y celulitis son algunos de los problemas que vamos a observar en el embarazo. Es importante evitar el aumento excesivo de peso, llevar una mala rutina alimenticia, y desvelarse, esto para evitar o disminuir alteraciones en la piel.

Aunque si bien es cierto, que no todas las mamás presentan alteraciones, algunas pueden sufrir irritación, eczemas, alergias, resequedad o manchas en alguna parte del cuerpo. Recordemos que por la piel pasan las estrías, las varices y a veces aparecen nuevos lunares, además, nuevos estudios han afirmado que al 90% de las gestantes se les oscurece la piel.

¿Cuándo comienzas los cambios en la piel?

 

“Empieza a notarse en el primer trimestre del embarazo y afecta sobre todo a los alrededores del ombligo, los genitales, las areolas del pecho, las axilas y la cara interna de los muslos”, explica Elia Roo, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). No hay que preocuparse. Disminuyen tras el parto“.

Asimismo argumenta que, durante el embarazo “aumentan los estrógenos, la progesterona y también la hormona estimulante de los melanocitos y los glucocorticoides. Todo esto induce la alteración de la pigmentación de la piel”. Por este mismo motivo, se pueden oscurecer las cicatrices de los últimos meses, algunos lunares y pecas.

Las manchas en la piel de la embarazada

  • Preocupan; sin duda, a todas las gestantes, este es un problema estético que afecta al 70% de las mujeres embarazadas, y aparecen comúnmente en el rosto, en la frente, las mejillas, la nariz y el bigote.
  • Se les conoce como cloasma gravídico o melasma.
  • Aparecen durante el primer trimestre de embarazo, y se acentúan en los últimos dos meses, cuando los niveles hormonales son más elevados.

¿Qué podemos hacer?

  • La exposición al sol agrava el problema.
  • Se debe evitar la exposición directa con la radiación ultravioleta, y se previene utilizando cremas protectoras solares altos.
  • Luego de la lactancia el médico puede indicar cremas para la piel con vitaminas A y D.
  • Cuando el melasma no es profundo, en 18 meses podrá desaparecer.
  • Mantener el peso corporal.
  • Evitar tratamientos con láser.


Relacionados

embarazada en el pasto
Te puede interesar:

Consejos para cuidar tu piel durante el embarazo