Inicio > Embarazo > Infección urinaria en embarazadas

Infección urinariaInfección urinaria en embarazadas

Si hay algo que los médicos monitorean constantemente en el embarazo son las infecciones urinarias porque, en algunos casos, se presenta de manera asintomática.

Experto: Marcelo Rodríguez, ginecólogo de Clínica Ciudad del Mar

Si hay algo que definitivamente el embarazo transforma es la manera de orinar. Quizás antes, eras de las mujeres que iban pocas veces al día al baño, y ahora no sales de tu casa sin antes orinar. Primero porque las hormonas te hacen correr al baño y más tarde porque el bebé presionará la vejiga por estar ocupando el espacio que antes era usado sólo por tus órganos, lo que te hará sentir deseos de orinar mucho más seguido. Pero hay otra razón que puede hacer que orines mucho durante el embarazo, nos referimos a la temida infección urinaria (ITU), también conocida como cistitis.

Hay algunos síntomas a los que poner atención y ante la presencia de alguno de ellos, debes consultar al médico o a la matrona lo más rápido posible. Las señales son:

  • Dolor al orinar.
  • Necesidad urgente de orinar, pero cuando llegas al baño sólo salen unas gotas.
  • Dolor de espalda o calambres.
  • Orina turbia o maloliente.
  • Sangrado en la orina.
     

Pero muchas veces, las infecciones urinarias se presentan de manera asintomática, es decir, no sentirás molestia alguna. El doctor Marcelo Rodríguez, ginecólogo de Clínica Ciudad del Mar, explica que “esta es la forma más frecuente de infección urinaria durante el embarazo, lo que se denomina Bacteriuria Asintomática. Se asocia con un mayor riesgo de parto prematuro, por lo que debe tratarse oportunamente una vez que es diagnosticada y la única manera de diagnosticarla es mediante un examen de orina. Es por esto que rutinariamente durante el control prenatal se solicita este examen al menos en dos oportunidades, con el fin de detectar una posible infección urinaria asintomática y así tratarla adecuadamente”.

Una infección urinaria no tratada no sólo es incómoda, sino que puede conducir a una infección renal y eventualmente a una infección generalizada, lo que puede causar un parto prematuro. Necesitarás un tratamiento con antibióticos, por lo que si sospechas que tus idas al baño frecuentes no son de un embarazo normal, consulta con tu médico o matrona para que analicen una muestra de orina.

Algunos consejos que puedes tomar en cuenta para evitar las infecciones urinarias son:

  • Beber mucha agua todos los días.
  • No suprimir la necesidad de orinar. Si sientes deseos de ir al baño, hazlo.
  • Cuando vas al baño, es necesario asegurarse de que la vejiga está completamente vacía. A pesar de lo apurada que se pueda estar, hay que orinar tranquilamente.
  • Al limpiarse, hay que hacerlo desde adelante hacia atrás para evitar que las bacterias entren en el tracto urinario.
  • Orinar inmediatamente después del coito.

Son consejos bastante sencillos, pero es necesario recordarlos principalmente durante el embarazo ya que estás más propensa a adquirir este tipo de complicaciones, además de que no sólo afectará tu salud, sino también puede complicar a tu hijo que viene en camino.

babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV