Eclampsia en el embarazo

Seguramente has escuchado sobe la preeclampsia durante el embarazo; o en términos médico toxemia del embarazo, y se refiere a la afección relacionada directamente con la hipertensión de la mujer durante la gestación. Pero, ¿qué ocurre cuando hablamos de eclampsia en el embarazo? ¿Qué es? ¿Cómo y cuándo se produce? A estas interrogantes les daremos respuesta en este artículo.

¿Qué es la eclampsia?

Es un trastorno hipertensivo que se produce durante el embarazo, generalmente a partir del quinto mes (20 semanas de embarazo), y su incidencia es mayor durante el primer embarazo, en gestantes con 40 años o más y adolescentes. Además va acompañado de un conjunto de elevaciones o desniveles en la presión arterial.

La eclampsia es el estado más severo de la enfermedad hipertensiva del embarazo, estudios revelan que afecta al 10% de mujeres gestantes y llega a causar trastornos o afecciones en los bebés y la madre.

En líneas generales, se define eclampsia como:

  • La preeclampsia de no ser tratada a tiempo, origina la eclampsia.
  • El estado más grave de la enfermedad.
  • Aparición de convulsiones.
  • La madre puede entrar en coma luego del quinto mes de embarazo.
  • También puede presentarse durante el parto, o en el puerperino.
  • No comprenden afecciones neurológicas.

Causas de la eclampsia en el embarazo

A pesar de los estudios médicos que se han realizado en los últimos años, aún no se determina qué es lo que causa la eclampsia en sí, sin embargo, ciertos factores se han asociado a ella:

  • Incidencia genética.
  • Problemas vasculares.
  • Malos hábitos alimenticios, antes y durante el embarazo.
  • Factores cerebrales.

Síntomas de la preemclampsia en el embarazo

Entre los síntomas más comunes de la preeclampsia encontramos: pies hinchados, desorden hipertensivo y aumento de peso, sin embargo, cuando los síntomas son más severos, podemos estar frente a señales de eclampsia.

  • Cambios en la visión, hasta la pérdida total de ella.
  • Presión arterial elevada.
  • Fuertes e incesantes dolores de cabeza.
  • Resultados anormales en exámenes sanguíneos.
  • Dolores musculares.
  • Convulsiones.
  • Agitación.
  • Crisis epilépticas.
  • Pérdida frecuente del conocimiento (desmayos)

Las estadísticas han indicado que la eclampsia es poco frecuente, se presenta aproximadamente en 1 de cada 2000 a 3000 embarazos.

Eclampsia y parto: factores de riesgo

  • Los médicos insisten en que la mejor manera de evitar que la preeclampsia agrave hasta el punto de eclampsia, lo mejor es dar a luz.
  • Se monitorea el embarazo; en casos graves hasta la semana 32 o 34 y en casos leves hasta la semana 37, esto reduce complicaciones en el parto, o nacimiento prematuro.
  • De presentar convulsiones, a la madre se le deberá indicar medicamento anticonvulsivo.
  • Dependiendo sus desniveles hipertensivos, el médico deberá controlar la presión arterial de la madre.
  • Los síntomas de preeclampsia desaparecen pasadas las 6 semanas luego de dar a luz.
  • Si la presión arterial no mejora y la madre no está bajo prescripción médica, puede originar eclampsia en el puerperio.
  • Durante el parto, tienen riesgo de presentar separación de placenta; es decir, desprendimiento prematuro.

Estudios recientes han confirmado que las mujeres pueden desarrollar eclampsia o preeclampsia después de días o semanas tras el parto, incluso cuando no hayan presentado este trastornos durante el embarazo. Por tal razón, es importante llevar un seguimiento ginecológico y recibir toda la asesoría perinatal, para prevenir complicaciones o tratarlas a tiempo. 



Relacionados

Preeclampsia en el embarazo
Te puede interesar:

Preeclampsia en el embarazo: una especialista explica