Inicio > Embarazo > Dolor de cabeza en el embarazo

Dolor de cabeza en el embarazo

El dolor de cabeza (cefalea), es un síntoma muy común durante el embarazo que puede esconder graves problemas.

Experto: Jorge Carvajal, ginecólogo de la Red Salud UC

Las causas más comunes del dolor de cabeza son la migraña (jaqueca) y la cefalea tensional, aunque existen otras causas de cefalea, pero de rara ocurrencia. Las características del dolor son muy importantes para formular un diagnóstico, ya que evita que te realicen exámenes innecesarios y de alto costo. Además permite tener un diagnóstico de problemas más serios, como un tumor cerebral o hemorragia intracraneana.

A pesar de todas las molestias que te puedan generar las cefaleas o migrañas debes estar tranquila por tu guagua. “La jaqueca por muy intenso y frecuente que sea el dolor, no producirá ningún daño al bebé”, asegura el doctor Jorge Carvajal, ginecólogo de la Red Salud UC.

Cefalea Tensional

La cefalea tensional se caracteriza por un dolor que afecta toda la cabeza, de intensidad leve a moderada, que empeora a lo largo del día. Esta enfermedad se debe a la contractura involuntaria de la musculatura del cuello. A diferencia de la migraña, la cefalea tensional no mejora sino que empeora durante el embarazo.

El manejo de la cefalea tensional requiere principalmente de cambios conductuales, aunque en ocasiones se requiere analgésicos (paracetamol). Entre los cambios conductuales se recomienda evitar el cansancio, hacer ejercicio moderado (yoga, pilates) y masajes para aliviar la tensión de los músculos del cuello, los hombros y la espalda. Si no puedes pagar un masaje profesional, pídele a tu pareja que te masajee la espalda y la cabeza o incluso puedes pedir un masaje en una peluquería junto con un lavado. Date un baño, a algunas mujeres les ayuda a calmar el dolor de cabeza producido por la tensión.

Migrañas

Las migrañas o jaquecas afectan, según especialistas, a alrededor de 1 de cada 5 mujeres, y cerca del 15% la experimentan por primera vez durante el embarazo. Afortunadamente, durante el embarazo, aproximadamente entre el 50 y el 80 por ciento de las pacientes disminuye la frecuencia de los episodios de cefalea, especialmente en el tercer trimestre, sin embargo tienden a empeorar en el post parto.

Las migrañas causan un dolor punzante, de moderado a fuerte, en un lado de la cabeza. Pueden durar de 4 a 72 horas (si no se tratan) y empeoran con el movimiento y el ejercicio. Pueden acompañarse de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz o al ruido.

Ciertas mujeres que la padecen sufren migraña con “aura”, es decir, alteraciones visuales (destellos brillantes de luz o manchas negras), pérdida de sensibilidad u hormigueo, debilidad y dificultades en el habla, que preceden al dolor de cabeza y que pueden durar hasta una hora.

¿Qué puedo hacer?

Medicinas para aliviar el dolor: frente a un episodio de jaqueca el único analgésico que puedes usar es el paracetamol. Tu médico podrá indicar otros fármacos si es necesario, pero nunca te auto mediques.

Utiliza una compresa fría: aplícala sobre tu frente, y descansa en una habitación con poca luz y sin ruido. Come algo liviano y fresco: un helado de piña o un jugo con hielo ayudarán a aliviar las molestias, recuerda que no deben ser muy abundantes para evitar los vómitos.

¿Cómo puedo evitar la aparición de una jaqueca?

Trata de encontrar la causa del dolor: los especialistas en dolores de cabeza recomiendan tener un "diario del dolor" para identificar las causas específicas. Puedes anotar las comidas que ingieres y tus actividades precedentes a la migraña. No olvides que algunas causas comunes son: comidas que contienen glutamato monosódico, nitritos (en los embutidos), sulfitos (conservantes para las ensaladas y frutas desecadas), endulzantes artificiales, algunos porotos y frutos secos, queso añejo y productos lácteos cultivados, ciertas frutas (plátanos, papayas, paltas y cítricos), pescado ahumado, chocolate, alimentos fermentados o conservados en vinagre (salsa de soya o chucrut); luces que deslumbran o titilan; ruidos fuertes; calor o frío excesivos; olores intensos y el humo del cigarrillo.

No pases hambre o sed: en pacientes que sufren jaquecas, el ayuno prolongado puede desencadenar un episodio de cefalea. Puedes llevar contigo alguna merienda como galletas saladas, fruta o yogur. No olvides beber abundante agua para hidratarte en todo momento durante el embarazo.

Evita el cansancio: encuentra tiempo para dormir, pues el cansancio y el sueño también pueden desencadenar la cefalea.

Haz algo de ejercicio: disminuye la frecuencia y la intensidad de las jaquecas y reduce el estrés. Comienza gradualmente, ya que un esfuerzo físico excesivo podría causarte jaqueca.

¿Cuándo debo llamar al médico?

  • Si es el primer episodio de jaqueca de tu vida, debes concurrir a un servicio de urgencia o contactar a tu doctor. Deberás ser evaluada por el neurólogo para descartar causas graves de cefaleas como un accidente vascular encefálico o un tumor cerebral.
  • Si tu jaqueca se acompaña de otros síntomas como: fiebre, alteraciones neurológicas (visuales, dificultad del habla, somnolencia, pérdida de sensibilidad), congestión nasal (dolor bajo los ojos, voz gangosa sugieren la posibilidad de una sinusitis).
  • Si estás en el tercer trimestre de tu embarazo (más de 28 semanas) y el dolor de cabeza se asocia a dolor agudo en la parte alta del abdomen (puede ser un signo de preeclampsia).
  • Si luego de un par de horas, y haber consumido paracetamol y las otras medidas sugeridas, el dolor persiste o aumenta.

 

babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV