Inicio > Embarazo > Derechos laborales de la embarazada

responsabilidad laboralDerechos laborales de la embarazada

El estar embarazada es una bendición y una noticia maravillosa para cada familia, pero requiere de cuidados para que el bebé y la madre puedan finalizar el proceso sin ningún problema.

 

Para garantizar esta seguridad en el aspecto laboral, el Código del Trabajo chileno en su artículo 202 establece que durante el período de embarazo, la trabajadora que esté ocupada habitualmente en trabajos considerados por la autoridad como perjudiciales para su salud, deberá ser trasladada, sin reducción de sus remuneraciones, a otro trabajo que no sea perjudicial para su estado. Se entiende como perjudicial para la salud todo trabajo que:

  • obligue a levantar, arrastrar o empujar grandes pesos.
  • exija un esfuerzo físico, incluido el hecho de permanecer de pie largo tiempo.
  • se ejecute en horario nocturno (entre las 22.00 y las 07.00 horas).
  • se realice en horas extraordinarias de trabajo.
  • la autoridad competente declare inconveniente para el estado de gravidez.


De esta forma, la ley impone una doble obligación al empleador cuando tiene una trabajadora embarazada cuyo trabajo es perjudicial para su salud. Por una parte, cambiarla de trabajo, y, por otra, no reducir sus remuneraciones producto del cambio.

Si la madre realiza trabajos distintos a los establecidos en la norma legal, el empleador sólo estará obligado a trasladarla de trabajo si la autoridad competente (puede ser el médico tratante o la matrona) determina que se considera perjudicial para la salud de la trabajadora embarazada, la labor, función o trabajo que esté desempeñando esta última en estado de gravidez.

Por otra parte, con lo dispuesto en el inciso final del artículo 194 del Código del Trabajo que establece que ningún empleador puede condicionar la contratación de trabajadoras, su permanencia o renovación de contrato, o la promoción o movilidad en su empleo, a la ausencia o existencia de embarazo, ni exigir para dichos fines certificados o examen alguno para verificar si se encuentra o no en estado de gravidez.

La infracción a la norma legal señalada es sancionada por los Servicios del Trabajo con multa de 14 a 70 UTM mensuales, la cual se duplica en caso de reincidencia.

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV