Preguntas frecuentes de madres primerizas

El embarazo es toda una experiencia, inolvidable por demás, el momento más esperado por muchas mujeres, pero, ser mamá primeriza viene con un cumulo de dudas e incertidumbres que son totalmente normales. Son tantos los cambios, que vamos a responder algunas de las interrogantes más comunes.

Después que la prueba arrojó positivo ¿cuándo acudir al médico?

  • Es necesario acudir inmediatamente al ginecólogo a penas hayas recibido el positivo en el test de embarazo, prueba de sangre o ecografía.
  • El especialista indicará la realización de otras analíticas para confirmar el embarazo y determinar las semanas de gestación.
  • Se comenzará con el control perinatal desde la primera cita.

¿Cuándo vas a sentir al bebé?

  • Las mujeres embarazadas primerizas comienzan a notar los movimientos del bebé a partir de la semana 18 o 20 de gestación.
  • Inicialmente se sentirá un cosquilleo leve u hormigueo en el vientre.
  • Durante las siguientes semanas el movimiento será más preciso y podrás determinar si está golpeando con una pierna, manito o cabeza.

¿Cómo saber si algo no está bien durante el embarazo?

Cuando se presentan irregularidades como:

  • Fiebre a más de 38°C.
  • Sangrado abundante con dolor pélvico.
  • En las primeras semanas es normal tener un leve sangrado, por el acoplamiento del embrión, pero se debe acudir al médico cuando este es excesivo.

¿Se puede hacer deporte?

  • Durante el embarazo es necesario el ejercicio físico de la madre, aunque este debe hacerse de forma moderada.
  • Rutinas donde debas saltar, correr, hacer fuerzas o levantar mucho peso, deben quedar para después.
  • Es ideal practicar yoga, Pilates, natación y caminar por lo menos 15 minutos por día.

¿Evitar el consumo de?

  • Carnes o alimentos crudos o poco cocidos.
  • Limitar el consumo de cafeína.
  • Controlar el sodio, grasas y comidas de la calle.

¿Cómo saber cuando estés de parto?

  • El primer indicio de parto son las contracciones; dolor abdominal o lumbar que va en progreso en cuanto a intensidad y frecuencia.
  • Rotura de la bolsa o saco amniótico.
  • Pérdida del tapón mucoso.


Relacionados

Madre primeriza
Te puede interesar:

Mamá primeriza: ¡10 consejos para ti!