Inicio > Embarazo > Complicaciones de la placenta

Complicaciones de la placentaComplicaciones de la placenta

En un embarazo normal, la placenta hace su tarea tranquilamente, y es expulsada después de que nace el bebé. Pero a veces hay problemas.

Experto: Jyh Kae Nien, ginecólogo de Clínica Dávila

La placenta es un órgano muy ingenioso. Se conecta a tu suministro de sangre para asegurar una buena nutrición y oxígeno a tu bebé, y se lleva los productos de desecho a tu sangre, la que luego es filtrada por los riñones. Aunque las complicaciones de la placenta son poco frecuentes, debido a su importancia en el desarrollo del feto, es fundamental que seas consciente de ellas.

Las complicaciones de la placenta más comunes son

  • Placenta previa: la placenta está atravesada o muy cerca de tu cuello uterino. Si permanece en el cuello del útero cuando llegue el momento del parto, necesitarás un parto por cesárea, ya que la salida de tu bebé estará bloqueada, y podría dar lugar a hemorragias graves. El índice de aparición de este tipo de complicaciones es de cuatro de cada mil embarazos.
  • Desprendimiento de la placenta: el desprendimiento de la placenta ocurre cuando la placenta se separa de la pared del útero. Si es grave, puede poner a tu bebé en gran peligro, porque lo privaría de nutrientes y oxígeno. También puede causar una importante pérdida de sangre para ti. El desprendimiento de la placenta se presenta en aproximadamente en uno de cada 226 partos.
  • Placenta adherida: en muy raras ocasiones (uno de cada 533 partos), la placenta se adhiere profundamente a la pared uterina. A menudo se desprende por sí sola, pero si se mantiene unida después del parto, la madre está en grave riesgo de hemorragia y requerirá cirugía. Esta condición es muy difícil de diagnosticar antes del nacimiento, aunque a veces da lugar a un sangrado vaginal en el tercer trimestre.

Es importante que si experimentas cualquier sangrado durante el embarazo, llames de manera inmediata a tu médico o matrona, quienes ordenarán un ultrasonido para detectar cualquier anormalidad o complicación y así, tratarla de la manera adecuada.

Por último, si fumas durante el embarazo es importante que recuerdes que los expertos señalan que las fumadoras tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas durante el embarazo, especialmente en la placenta. Con cada paquete que fuman, aumentan en un 40% el riesgo.

¿Qué se puede hacer para prevenir estas complicaciones?

El doctor Jyh Kae Nien, ginecólogo de Clínica Dávila, explica que “la mejor forma de disminuir los riesgos asociados a estas condiciones es reconociendo el sangrado. Para la placenta previa, el método es mediante ecografía y controles seriados. El desprendimiento se asocia principalmente a sangrado brusco y se reconoce en forma clínica, por lo que es fundamental que el médico o la matrona examine a la paciente con sangrado. Finalmente, el acretismo (se caracteriza por una inserción anómala de la placenta) no sangra, se sospecha durante los exámenes de ecografía y se debe estar preparado en el momento del parto o cesárea porque eventualmente puede requerir la realización de la extirpación del útero.

babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV