cansancio durante el embarazo

Cansancio durante el embarazo: Lo que debes saber

No tener ganas de trabajar, estar desconcentrada y sólo querer estar descansando es algo muy común los tres primeros meses y se le conoce como el cansancio durante el embarazo.

Experto: Jorge Sandoval, ginecólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile

Desde los primeros tres meses el cansancio durante el embarazo aparece y muchas mamás sienten sueño todo el tiempo. Esto es porque el organismo se concentra en la nueva vida que se está creando.

Las causas se relacionan con los cambios hormonales (sobretodo por el aumento de progesterona).

“Se produce la relajación de toda la musculatura y del tubo digestivo. Se genera también una sensación de somnolencia (por relajación muscular), meteorismo y constipación. A esto se suma la imposibilidad de conciliar el sueño, (tanto por la incomodidad, como por tener que levantarse muchas veces para ir al baño). Además aparecen las náuseas y vómitos que restan fuerzas”, explica el ginecólogo del Hospital Clínico Universidad de Chile, doctor Jorge Sandoval.

La presencia y duración de estas molestias depende de cada persona, pero lo común es que te sientas mejor y con más ánimo durante el segundo trimestre.

No obstante, a medida avance el embarazo, te sentirás muy cansada por el aumento de peso normal y la retención de líquido a nivel de los pulmones, lo que puede implicar dolor de espaldaacidez estomacal, calambres en las piernas, los movimientos del bebé y a la necesidad de orinar muy seguido.

Durante el último trimestre el bebé ha crecido tanto que su peso y la incomodidad del aumento del útero hacen que falte nuevamente la energía.

Si el cansancio durante el embarazo no se te pasa en el segundo trimestre, o sospechas que algo no está bien, consúltalo con tu médico, ya que a veces éste se relaciona con anemia o depresión.

Si tienes problemas depresivos o sufres ansiedad, tu médico puede derivarte a un profesional de salud mental.

¿Si estoy cansada qué pasa con mi bebé?

Cuando el bebé se está desarrollando y comienzan a funcionar sus órganos es cuando más energía utiliza la mamá, debido a que el cuerpo de la madre dedica bastante energía para que el embrión se desarrolle en el útero materno, por lo que es un proceso natural que debes vivir y no alarmarte tu pequeño está muy bien, solo va creciendo.

Remedios para el cansancio durante el embarazo

Obedece a tu cuerpo.

Descansa lo más que puedas, duérmete temprano o duerme siesta cuando sea posible. Si trabajas en una oficina, cierra la puerta, apoya la cabeza sobre el escritorio y descansa. Incluso puedes recostarte unos minutos en el asiento trasero de tu auto.

Adapta tus horarios

Por ejemplo, si trabajas, tómate algún día de vacaciones para recuperarte. Si te sientes mal, pide licencia, o pregunta si puedes llevarte trabajo a casa. Si eres dueña de casa y tienes más hijos, pídele a alguien que te ayude a cuidarlos algunos días para descansar.

Come bien

Necesitas unas 300 calorías extra por día, pero deben ser alimentos saludables como verduras, frutas, granos enteros, leche descremada y comidas sin grasas. De esa manera tendrás las energías que tu organismo necesita.

Recuerda que la comida chatarra no da energía. Procura que los refrigerios sean saludables, como fruta y yogurt. No tomes mucho café y bebe mucha agua para hidratarte.

Haz ejercicio moderado a diario

Puede que pienses que estás muy cansada para hacerlo, pero en realidad, las actividades moderadas (como una caminata) pueden ayudarte a sentir mejor.

Procura hacer pausas con frecuencia durante el día para moverte y respirar profundamente.

¡Sé paciente!

Si el cansancio durante el embarazo los primeros tres meses te deprime, anímate porque ya te sentirás mejor y tendrás más energía.

Si estás en los últimos meses del embarazo, piensa que ya muy pronto tendrás a tu bebé en los brazos. ¡Así verás que el cansancio valió la pena!

Más allá de estos malestares, el doctor Sandoval comenta que “hay que considerar que el embarazo no es una enfermedad, por lo tanto disfruta tu embarazo, porque es una etapa única y muy bonita en la vida”.

Dile adiós a las piernas cansadas durante el embarazo

Estrías, várices y celulitis son parte de las temidas patologías a las que nuestras extremidades se enfrentan en esta importante etapa. ¿Cómo ayudarse? No es tan difícil.

Mantener una alimentación balanceada, tomar líquido y potenciar el uso de productos con principios activos específicos para esta zona, pueden transformarse en hábitos de gran ayuda para lucir piernas lindas y saludables en la etapa pre y post parto.

Es sabido que durante el último trimestre de gestación es normal que las piernas se sobrecarguen y estén hinchadas al final del día.

Un problema relacionado con el exceso de peso y la retención de líquido propias de esta etapa, además de que naturalmente la circulación de la sangre varía.

Pero no todo está perdido

La químico farmacéutico y asesor técnico de Cremas Maam, Ljubica Zulic, dice que basta desarraigar ciertos hábitos para que la salud de nuestras piernas mejore considerablemente, incluso al estar embarazadas.

“Actualmente existen productos específicos para esta zona. Uno de ellos, por ejemplo, es la crema para piernas cansadas Maam, cuya moderna tecnología incorpora principios activos de origen natural y péptidos que aumentan la cantidad de colágeno, combatiendo así la degeneración de la piel y reafirmando los tejidos”. Agrega que “la acción más importante de esta nueva tecnología es aliviar la sensación de cansancio durante el embarazo y pesadez, y cuenta con una acción hidratante y de circulación para los pies”.

Consejos importantes

La directora médica de Laboratorio Chile, doctora Virgina Socías, te recomienda lo siguiente:

Mover las piernas

¿Cuántas horas al día pasamos sentadas? Si no puede cambiar este hecho solo incorpore a su rutina algunos simples hábitos: cambié el ascensor por las escaleras. Por cada escalón que suba no solo quemará calorías, también tonificará y favorecerá la circulación.

Cualquier actividad recreativa también es bienvenida

baila, monta bicicleta con cuidado o simplemente realiza una caminata, esto ayudará mucho.

Es ideal tomar en cuenta

Reducir el consumo de sal y aumentar el consumo de fibras, verduras crudas y cocidas, frutas, cereales integrales y legumbres. Dos litros de agua u otro líquido no puede faltar para hidratar y limpiar la piel.

Relajación

Al menos 3 veces al día, por 15 minutos, siéntese con las piernas en alto. Por las noches, antes de dormir, recuéstese sobre el lado izquierdo del cuerpo para favorecer el flujo sanguíneo.

Productos específicos para piernas.

Ya lo dijimos

El uso de productos especiales, como Crema Maam para piernas cansadas, es una excelente opción. La manera correcta de aplicarla es a partir de suaves masajes ascendentes, desde los tobillos hasta los glúteos.

Algunos secretos caseros

Los baños de agua fría siempre son buenos, al igual que dormir con las piernas sobre una almohada –de manera de que queden algo elevadas– o frotar un cubo de hielo dando pequeños golpes a lo largo de las piernas.

Relacionados



Fugas de leche
Te puede interesar:

Fugas de leche en el embarazo