Apendicitis durante el embarazo ¿cuáles son los riesgos?

Apendicitis durante el embarazo

Se genera por la inflamación en el apéndice intestinal que se ubica en la zona inferior derecha del abdomen, especialistas indican que una de cada mil mujeres presentan apendicitis durante el embarazo. Aunque el apéndice es un órgano que actualmente no tiene ninguna función específica, cuando algún problema se aloja allí puede traer una situación de riesgo, por eso es necesario que sea tratado.

El apendicitis debe ser detectado y tratado durante su primera fase, entonces, ¿qué pasa cuando se presenta en el embarazo?

Apendicitis durante el embarazo

Ante los primeros síntomas, la mamá debe acudir al médico porque el no ser tratada implica la ruptura del apéndice intestinal, lo que da paso a una peritonitis que a su vez pone en riesgo la vida del bebé. Debemos estar atentas los primeros dos trimestres de gestación ya que está enfermedad es frecuente en ese periodo.

 

Cómo reconocer los síntomas

  • Dolor abdominal frecuente, inicia en el ombligo y con las horas el dolor se corre hacia el lado derecho. El dolor es fuerte y es el indicativo de una apendicitis.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pérdida de apetito.
  • Fiebre

Si presentas apendicitis durante el embarazo, es probable que cuando intentes acostarte del lado derecho sientas mucho dolor, al igual que cuando te sientes o pongas de pie. El dolor no se desvanece y es progresivo.

Indican los expertos que hasta ahora no existe una causa probable que genere la apendicitis durante el embarazo, sin embargo, en la mayoría de los casos se ha tratado de materia fecal que causa la obstrucción del apéndice.

Esta enfermedad no es frecuente en las embarazadas, pero de aparecer, el médico indicara su nivel de gravedad y si es necesario una intervención quirúrgica de emergencia.

Lo que no debes hacer

  • Dejar de ir al médico.
  • Automedicarte (nada de analgésicos).
  • No comas nada y tampoco tomes laxantes antes de ir al doctor.

Debes estar preparada para:

  • Al acudir al médico, él deberá realizarte una serie de exámenes para detectar el problema y darle solución temprana para evitar complicaciones.
  •  El especialista palpará alrededor de tu estómago para ver si hay dolor y de existir, realizará otros exámenes para saber qué está generando el malestar.
  • Se hará una prueba de rotación de cadera y extensión de pierna.
  • Es posible que se realice un examen rectal para descartar otro problemas.
  • También se realizarán exámenes de sangre, si presentas apendicitis los niveles de glóbulos blancos estarán elevados.
  • Pide realizar una ecografía.

Si estás embarazada y sientes un dolor fuerte desde el ombligo y no desaparece, lo mejor será que acudas al médico para realizarte análisis y descartar una apendicitis.



Relacionados

Te puede interesar:

Así reaccionas cuando no has visto nacer a un bebé en tu vida