dermatitis del pañal

Qué es la dermatitis del pañal

La dermatitis es la irritación de la piel cubierta por el pañal, presentada en pequeños granitos rojos, zonas hinchadas y rojas, que se pueden alargar hasta la guatita y los muslos del bebé.

La dermatitis se puede prevenir. Sólo debes cambiar los pañales con más frecuencia y de forma constante. Lavar sólo con agua, sin olvidar los pliegues; si lavas con jabón, no lo hagas tan seguido porque debilita la barrera de protección natural que cubre a la piel. Otra opción es que durante los días de calor tu bebé pase un rato sin pañales. Y en las noches, si la piel de tu hijo se irrita fácilmente, puedes ponerle una pomada a base de óxido de zinc.

Si el problema ya existe, el tratamiento se basa en el cambio frecuente de pañales, comprobando si esta húmedo o sucio cada 1 hora y al menos 1 vez durante la noche. En cada cambio lávale a fondo con agua tibia, quitando los restos de crema que han quedado. No uses toallas o paños, por el dolor que le puedes causar a tu hijo, aumentando la irritación. Lo mejor es lavarlo en su bañera escurriendo agua tibia de un jarro o esponja.

En estos momentos, no uses toallitas húmedas o desechables impregnadas en jabón porque puede causar más irritación. Cuando termines seca su piel al aire, dejándolo sin pañales. Si el clima no es adecuado utiliza gasa, tela o secador de pelo con aire tibio. Lo mejor en estos casos es dejar ventilando la piel de tu bebé el mayor tiempo posible. Utiliza pañales holgados o hazle orificios que permitan la entrada de aire.

Otra alternativa es usar pomadas a base de vaselina y oxido de zinc. De todas formas, no debes considerarlas como el único remedio sin tomar en cuenta las demás recomendaciones. No uses talco o cualquier tipo de polvo, porque puede complicar la curación en la zona irritada. También no emplees pomadas con antibióticos, antifúngicos o corticoides si el médico no lo ha recetado.

Tienes que poner atención a este problema que suele ser muy común en los bebés. Recuerda que la clave está en mantener seco a tu hijo y cambiar y posicionar el pañal correctamente, así podrás evitar un problema tan frecuente como lo es la dermatitis de pañales.

Causas

  • humedad
  • falta de aire
  • roce del pañal
  • amoníaco producido por la orina
  • irritación producida por las heces, sobre todo cuando se vuelven ácidas en las diarreas
  • cambios en la alimentación, como por ejemplo, comenzar a comer sólido

La situación se complica cuando la causa de este tipo de irritación son las bacterias y hongos. Si el bebé comienza a tomar antibióticos o si tú estás tomando y lo estás amamantando, también es más fácil que desarrolle hongos, porque los antibióticos matan a las bacterias pero controlan la población de hongos. Es más, los antibióticos pueden causar diarrea, provocando irritación en la piel que protege el pañal.

Debes acudir al pediatra si:

  • la irritación no mejora en 3 días
  • dificulta el sueño de tu guagua
  • la piel se pone en carne viva o sangra
  • aparecen ampollas o úlceras
  • el enrojecimiento se extiende más allá de la zona cubierta por el pañal


Piel embarazo
Te puede interesar:

Cuidados de la piel en el embarazo