embarazada verano

Piel en el embarazo

Las mujeres en cinta deben hacer frente a la realidad de las estrías, la celulitis y las manchas en la piel, especialmente en la cara.

Experto: Patricia López, dermatologa de la Red de Salud UC

La piel es uno de los órganos que más consecuencias estéticas sufre durante el embarazo, incluso estas pueden ser irreparables. Es por esto que los cuidados especiales a la piel juegan un papel fundamental en la prevención.

Pero no te alarmes porque los expertos han elaborado una serie de consejos que te permitirán cuidar de tu piel, prepararla para los cambios que enfrentará, prevenir que algunas aparezcan y hacer que ésta luzca siempre sana y en forma.

La piel del rostro es la más expuesta al medio ambiente y por ende a agentes nocivos. Es por esto que la limpieza es fundamental, debes hacerlo diariamente con un producto especialmente elaborado para ello. Después de limpiarla, puedes aplicar diariamente una mascarilla relajante o una que te aporte luminosidad, déjala que actúe diez minutos y retírala. Aplica después una crema hidratante de día.

Debes tener cuidado al elegir una crema, porque algunas contienen principios activos contraindicados para el embarazo como: retinol, ácidos, algunos despigmentantes, aceites esenciales y algunas algas.

Durante el embarazo la piel luce naturalmente radiante, así es que aprovecha de este período en tu vida para lucir tu piel siempre limpia, hidratada, luminosa y sana. No te ocupará mucho tiempo, con unos cuantos minutos al día obtendrás óptimos resultados.

Otra precaución que debes tomar especialmente en la piel del rostro es con la radiación solar. Apenas sepas que estás embarazada debes usar siempre al salir de casa protección solar y maquillaje (base) con filtro UVA y UVB para evitar las temibles manchas o Cloasma.

La doctora López asegura que cada año más de 200 personas mueren en Chile producto del cáncer de piel. Por eso es fundamental protegerse y tomar ciertas precauciones. Entre los más afectados están los niños y quienes tienen la tez más clara. Sin embargo, todos deben estar atentos a los efectos que la luz solar tiene sobre la superficie cutánea.

La celulitis también se puede prevenir especialmente si no te ha aparecido hasta el momento, porque con el embarazo aumenta la predisposición a que aparezca. Debes evitar, entonces, la retención de líquidos y los problemas en la circulación de retorno, por ejemplo disminuyendo la ingesta de sal. Además mantén las piernas en movimiento mientras estás sentada, flexionando y estirando los pies.

Puedes hacerte masajes con cremas hidratantes. No uses las cremas o lociones anti celulitis porque están contraindicadas en el embarazo. Los movimientos debes ser circulares y ascendentes desde los pies y con pases concéntricos. El masaje debe ser más fuerte y frecuente en las zonas es que tiende a acumularse la grasa, como en las caderas, la parte externa del muslo e interna de la rodilla.

Otra medida que debes tomar apenas sepas que estás embarazada es aplicarte un producto emoliente, como el aceite de jojoba y/o aceite de rosa mosqueta, que otorgan elasticidad a la piel y así evitar las estrías.

Aplícalos dos veces al día, en las zonas más propensas a la aparición de las estrías que son los senos, la barriga y la parte posterior de las rodillas. Aplícala con masajes suaves, hasta que el producto se absorba completamente.

Relacionados



Solarium embarazo
Te puede interesar:

Solarium en el embarazo