Inicio > Bebé - Niño

Bebé



Bebé chupete¿Cuándo y cuánto tiempo se debe usar el chupete?

Los pro y los contras del uso del chupete.

 

Muchos bebés se chupan los dedos antes de nacer ya que les otorga un efecto placentero. Es por esto que muchos padres confían bastante en el chupete, pero ¿será realmente conveniente usarlo?

Aquí te dejamos una lista de los pros y contras de su uso para que lo tengas en cuenta:

Pros

El chupete para los bebés es una manera de sentir placer y satisfacción. Aquí te apuntamos sus ventajas:

  • Calman a los bebés: Algunos pequeños son felices y están relajados cuando tienen algo que succionar.
  • Distracción Temporal: Son útiles durante inyecciones, análisis de sangre o cualquier procedimiento médico.
  • Ayudan a dormir: El chupete ayuda a dormir a tu pequeño.
  • Alivia molestias durante el vuelo: Si tienen que viajar el uso del chupete puede ayudar a calmarlo.
  • Reduce el riesgo del Síndrome de la muerte Súbita del Lactante: Al tener una relación con el chupete durante el sueño el bebé corre menor riesgo de padecer este síndrome.
  • Se puede desechar: Cuando hay que quitarle el chupete al bebé, lo botas.

Contras

También hay una serie de inconvenientes que se relacionan con el chupete:

  • Puede interferir en la lactancia materna: El uso temprano de tetinas artificiales se asocia a la disminución de la lactancia materna exclusiva, aunque no está tan claro si causan problemas o si sirven como solución.
  • Tu hijo se puede volver dependiente del chupete: Si tu pequeño utiliza el chupete para dormir, durante la noche lo más probable es que llore cuando se le cae.
  • Aumenta el riesgo de infecciones en el oído medio: Las tasas de infecciones son bajas hasta los seis meses y es donde están más interesados en tener un chupete.
  • Chupete puede generar problemas dentales: Durante los primeros años el chupete no causa problemas. Pero si el uso continuo puede causarle malformaciones en la dentadura.
 

papá¿Qué cambia luego de ser papá?

Los cambios que experimenta el hombre tras el nacimiento de su  bebé.

 

Mujer y hombre llevan una relación funcional y romántica, pero ahora deben integrar a una nueva personita a su nidito de amor.

Las cosas cambiarán desde que se despiertan hasta que se duermen, habrá un pequeño que comenzará a requerir más atención y tú papito debes ayudar a tu pareja en esta gran misión... La crianza de tu pequeño.

Ser Padre

Los padres tienen algunos cambios. Ya no será simplemente su mujer, sino más bien la madre de su hijo. Tener un bebé puede que interfiera en la relación amorosa, afectar la relación sexual, siempre que el padre no consiga modificar el papel de la mujer.

Lo que cambia al ser padre

El hombre cuando se vuelve padre da un paso grande a la edad adulta. Ser jefe de familia, es una gran responsabilidad, es por eso que la madre debe apoyar en todo momento a su compañero y ayudarlo a sobrellevar de mejor manera esta nueva experiencia de vida.

El hombre tiene una nueva visión de su mundo, tiene el sentimiento de ser útil, responsable, ya que una familia depende de él. Algunos papitos cuando nacen los bebés les generan celos. Las atenciones de pareja ahora comenzarán a ser para el bebé, la madre debe poner todo la atención en su hijo y el padre se puede sentir abandonado, podría generar celos inconscientemente, pero se pueden superar, recuerda mamita que este es un cambio rotundo para tu pareja, tú llevaste a ese pequeño pedacito de cielo en tu vientre y viviste este proceso en primera persona, tu pareja, recién lo está viviendo.

La vida social del padre

Su vida profesional tendrá una modificación en la visión de las cosas. Un hijo cambia la vida ya que deberá tener en planes otras cosas que no pensaba y pensar en el futuro de su hijo y su familia.

Puede que con su amigos cambien las relaciones, los intereses, quizás ya no habrán más salidas como lo hacían antes. Además verá cómo cambia su imagen sobre los otros, sobre todo en las mujeres. Deberá agregar la nueva imagen de padre y aceptarla.

 

bebé durmiendo con sus papás¿Cómo adaptarse a los cambios con un bebé?

Papá y mamá pueden tener una experiencia compartida de lo que significa poner en primer lugar a otro ser, enseñarlo y educarlo.


 

Antes de que nazca el bebé, el papá sabe que habrá cambios tanto físicos como psicológicos en el futura mamita. La mujer tiene más sueño, náuseas o está algo distraída, mientras que el papá intenta comprender como funciona todo y cuáles serán los cambios con la llegada del bebé.

Al comienzo la futura mamá, no se siente bien, tiene más sueño de lo normal y está muy sensible. Con el tiempo, la presencia del bebé es más notaria, la barriga crece, el pequeño pega pequeñitas pataditas y podemos ver, mediante los exámenes como va evolucionando. Ya al término del embarazo, el cambio se hace cada vez más presente, comienzan los regalos de pañales, ropa y la preparación del nidito para recibir con bombos y platillos al pequeñito de la casa.

Un vez que el bebé nazca, y deban ir a casa, los papitos tienen que estar mentalmente preparados a que las noches en un comienzo serán de poco descanso y escasas salidas nocturnas, ya que tendrán que adaptarse poco a poco a las necesidades del bebé y su presencia en el hogar.

A pesar de que el papá no sufra depresión postparto, se puede sentir agobiado por todo el cambio. En ese caso, lo mejor que pueden hacer es hablar sobre el tema, dar a conocer los miedos e inseguridades que existan.

El papá sabe que puede ayudar a su mujer, especialmente en la noche, por si el niño llora. Sin embargo, el resultado al día siguiente en el trabajo será que el papá tenga dos ojeras dibujadas en su rostro.

La situación es distinta, es complicado volver a la rutina anterior. Durante los primeros días, pueden sentir una sensación de encierro, una situación que a muchos papás les cuesta llevar. Pero no se preocupen, esta situación es temporal, el cambio es para siempre y las cosas no volverán a estar en la misma posición como eran. Ahora hay un pequeñito que se llevará todas las atenciones y con el paso de los días todos se acostumbraran.

Deben pensar que ahora todas las cosas pueden mejorar de cómo eran. Papá y mamá pueden tener una experiencia compartida de lo que significa poner en primer lugar a otro ser, enseñarlo y educarlo.

Vivir esta situación dependerá de la capacidad que tengan los dos para compartirla, de la libertad que sientan y de lo que necesiten.

 

PapásLas principales preguntas de los padres primerizos

Entregamos respuesta a las principales dudas de los padres primerizos.

 

Luego del nacimiento del bebé es cuando en los padres comienzan a aparecer las primeras preocupaciones. Al llevar a su pequeño a casa les surgen otras dudas y es perfectamente normal que tengan un poco de temor a esta nueva experiencia. Aquí les dejamos unos consejos para que puedan estar un poco más tranquilos durante los primeros días de vida de su pedacito de cielo.

Si tu pequeño viniera con un manual de instrucciones, todo marcharía espectacular. Pero eso vendrá con el tiempo, tendrás experiencia día a día, lo que te permitirá conocer las señales de tu hijo. Por el momento, damos respuesta a las frecuentes preocupaciones de los papás primerizos.

  1. ¿Cada cuánto le debes dar pecho a tu hijo? Los pequeños deben alimentarse con más frecuencia porque la leche materna se digiere mejor y más rápida. Los bebés deben alimentarse los primeros tres meses a libre demanda, puede ser cada dos o tres horas, entre 7 y 9 veces al día.
  2. ¿Cómo saber si tiene hambre? Dale pecho cada vez que tenga hambre, no esperes a que llore, ya que no podría comer bien.
  3. ¿Qué otra señal indica que tiene hambre? Puede ser que mueva la cabeza de lado a lado, abrir la boca o llevar las manos a la boca. Después que coma sácale los gases y haz que duerma.
  4. ¿Por qué otra razón puede llorar? Puede ser porque mojó el pañal, quiere compañía o atención. También es posible que tenga un cólico o un gas.
  5. ¿Cómo se si orina lo suficiente? Hasta que no te baje la leche, no te preocupes por la cantidad de pañales que moje. Cuando tengas leche, tu bebé mojará entre seis pañales diarios, cada dos o tres horas orinará y defecará tres o más veces.
  6. ¿Es normal que pierda peso después de nacer? Es normal. El médico te indicará lo que ocurrirá. Tu hijo puede que aumente de peso dependiendo de la alimentación.
  7. ¿Cómo se cura el área del ombligo cuando se cae el cordón umbilical? Hay que mantenerlo limpio y seco. Destapado, doblando el borde del pañal. Cuando se cae el bulto puede tener un poco de sangre el pañal y es normal. Actualmente se recomienda dejarlo al aire libre. Pregúntale a tu doctor cuál es el mejor método.
  8. ¿Cuál es la mejor forma que duerma? Lo que señala la Academia Americana de Pediatría es que acuestes a tu bebé boca arriba para que no sufra del síndrome de muerte súbita.
  9. Si el niño duerme mucho ¿Es normal? Durante las primeras semanas de vida, el bebé dormirá la mayor parte del día.
  10. ¿Qué hacer si vomita o tiene diarrea recurrente? Si presenta estos síntomas, la principal preocupación es la deshidratación. Lo mejor es llamar al doctor sin perder tiempo.

A pesar del temor que pueden tener los padres primerizos, este momento es maravilloso junto a tu familia. Con el tiempo tendrás experiencia y sin darte cuenta serán expertos en el cuidado de bebés.

 

Recién nacidoBebés que nacen con dientes

No es común, pero uno de cada 3.000 nacimiento, hay bebés que nace con dientes. En realidad son los brotes de los dientes, se asoman a través de la encía hasta después de seis días del parto.


 

Hay pequeños que nacen con una parte o con todo el diente antes de lo normal. Son conocidos como dientes natales y los que salen durante el primer mes de vida se conocen como dientes neonatales.

En la mayoría de los bebés el primer diente aparece entre los seis y los ocho meses. Los dientes natales se hacen más frecuente en las niñas, pueden salir uno o dos a la vez y es más frecuente ver dientes natales que neonatales.

Bebés que nacen con dientes

Los dientes empiezan a formarse en el útero materno. Alrededor de los 3 o 4 meses de gestación, se forma un tejido duro que rodea los dientes. A lo largo del primer año de vida los dientes se acaban de formar y comienzan a brotar. Los dientes natales y neonatales se asocian a factores hereditarios, se les vincula a la falta de vitaminas de la madre, estados de fiebre y otros trastornos.

En algunos niños puede ser una manifestación de un síndrome, anomalías como el paladar o el labio hendido o factores ambientales.

Dientes natales y neonatales

No tendrán la apariencia de un diente normal, ya que no se han desarrollado totalmente. No están fijados bien en las encías por lo que es normal que se muevan con frecuencia. Además estos dientes pueden causar ulceraciones en la lengua del bebé al tomar pecho.

En la mayor parte de los casos no se debe hacer nada cuando el niño nace con dientes, a menos que pudiera provocar problemas para alimentarse.

Mitos y creencias

Antiguamente se creía que los niños que nacían con dientes eran favorecidos por Dios o que eran magos. Pero en otros países como Polonia, Indonesia o China eran considerados extraños. Se dice que Luis XIV Ricardo III, Napoléon, el Cardenal Mazarino, Haannibal y el Cardenal Richelieu nacieron con dientes.

 

PadresEl cariño de los padres es trascendental para el bebé

El cariño y amor incondicional que sienten los padres por su pequeño estimula el sistema límbico para establecer relaciones con papá y mamá.


 

El desarrollo emocional del bebé depende del afecto que los padres le hayan dado a su hijo durante los primeros meses. El cariño y amor incondicional que sienten los padres por su pequeño estimula el sistema límbico para establecer relaciones con papá y mamá.

El bebé nace indefenso. Ha estado nueve meses en el vientre de su madre, por lo tanto no pueden tener un desarrollo psicológico lejos de su madre. Necesita amor, abrazos y contacto con su mamá.

Para él bebé es extraño el mundo externo que lo rodea, es todo nuevo, por lo que interactuar es inseguro para el pequeño. Al inicio tu hijo va a explorar todo y los encargados de mostrarle el mundo son sus padres.

La mamá estará en un proceso de recuperación del parto, por lo que es posible que la vinculación con su hijo se vea un poco afectada. En estos momentos es donde el padre cumple un papel importante, será quien de apoyo a la madre y le otorgará el cariño necesario al bebé.

El desarrollo físico no tiene grandes cambios, el pequeño pasa horas durmiendo y está tranquilo casi la mayor parte del día. De a poco comenzará a mover brazos y piernas.

A medida que crece los papás deben ayudar a su hijo un poco más. Su próxima misión será estimularlo para su desarrollo con juguetes que tienen formas redondeadas y están diseñados con colores para llamar la atención. A través de la observación podemos ver que es lo que más les gusta y lo que les llama la atención.

El bebé comenzará a seguir objetos con la mirada y luego empezará a tomarlos. Si queremos elegir un juguete debemos tener en cuenta varios aspectos como el tamaño, debe ser apto para su mano y darnos cuenta que su atención es escasa, por lo que no hay que forzarlo a estar mucho rato fijando la atención.

Además es importante que conozca su cuerpo. Al llegar los tres meses muestra que está entrando en contacto con el mundo externo. La mamá y su hijo interactúan junto al apoyo de papá, por lo que hay que tener en cuenta que estimularlo no es acelerar su aprendizaje, sino que hay que acompañarlo en su desarrollo.

 

bebéLlanto en tu pequeño: Respuestas sobre los cólicos del bebé

Es normal que los bebés lloren durante unas dos horas al día. Los especialistas señalan que los bebés tienen cólicos cuando presentan un llanto intenso.


 

Lo más preocupante para los padres es que su pequeño llore tanto y no lo puedan consolar, pero también es algo frecuente ya que el 25% de los bebés sufren de cólicos. Estos suelen aparecer a partir de los 15 días de vida, siendo más frecuentes al mes y medio y finalizando alrededor de los 4 meses.

¿Qué causa los cólicos?

No se conoce bien la causa, pero se han dado distintas explicaciones. Puede estar influido por factores psicológicos y sociales, una excesiva estimulación del bebé, una respuesta exagerada o ansiosa ante su llanto, cambios en la rutina diaria, cansancio o la inexperiencia de los padres.

En el bebé puede haber una hipersensibilidad ante algunos estímulos. También las causas digestivas, inmadurez del aparato digestivo de los bebés, puede generar cólicos dolorosos y dificultad para expulsar los gases.

También influyen las alteraciones en la flora bacteriana intestinal o la presencia de estreñimiento.

Cólicos del lactante: Son ataques de llanto repentino, pueden durar desde minutos a horas. El bebé encoge las piernas sobre el abdomen y cierra los puños, tiene su cara enrojecida por el esfuerzo.

¿Cómo se diagnostican?

No es necesaria ninguna prueba para diagnosticar este problema, se reconoce por el llanto característico. Si el pequeño se encuentra muy decaído o con fiebre hay que descartar problemas como infecciones o invaginación intestinal.

 

bebé y mamá¿Cómo ayudar a tu pequeño a hablar?

Mientras más hables con tu pequeño, tendrá más oportunidades de aprender a hablar. Sin embargo, cada niño desarrolla está habilidad a distintos ritmo.


 

Un vez que tu pequeño aprenda nuevas palabras, lo más probable es que continúe usándolas. Aquí te dejamos algunas ideas para que incentives a tu bebé a pronunciar sus primera palabras:

  • Háblale bastante y todas las veces que puedas. Míralo y muestra interés cuando te conteste.
  • Concéntrate en lo que dice, hazlo sentir seguro cuando habla contigo.
  • Cuando diga algo bien, refuérzalo.
  • Muéstrale lo que quieres decir, explícale lo que haces para que el entienda.
  • Dale varias oportunidades para hablar. Cuando le preguntes algo, haz una pausa para que responda con tiempo.
  • Muéstrale situaciones nuevas y enséñale nuevas palabras.
  • Repite lo que intenta decir, aunque no lo haga claramente.
  • Hazle más simple la forma de hablar. Usa frases cortas y remarca las palabras claves cuando hables con tu pequeño.
  • Por último elimina los ruidos que son innecesarios como la televisión o la radio. Así tu pequeño pondrá más atención a lo que tú le puedes estar diciendo.

¿Cómo hacer divertido el aprender a hablar?

Es fácil motivar a los niños para que realicen cosas y que lo disfruten. Si logras que el aprendizaje sea una actividad divertida, tu pequeño querrá aprender más palabras para expresarse cada vez mejor.
 

 

Abrazos Los beneficios de abrazar a tu hijo

Abrazar a tu pequeño es un acto natural para mostrar el cariño y el afecto que sientes por él. Abrazar otorga múltiples beneficios, entre los que destacan, la seguridad y protección. La Organización Mundial de la Salud recomienda el abrazo como una técnica saludable.


 

Los abrazos proporcionan beneficios físicos a los bebés, pueden regular su temperatura y su respiración. Pueden mejorar la estabilidad del ritmo cardiaco, ganancia de peso, crecimiento y favorecen la oxigenación.

A través de la estimulación sensorial se obtiene el contacto piel con piel y la interacción con otras personas. Mantener el contacto físico entre el niño y sus padres durante los primeros meses es muy importante para la formación de su carácter.

Existen algunas ventajas al abrazar a tu pequeño, entre ellas están:

  • Fortalece el vínculo: Abrazar es un método eficaz para transmitir el afecto a tu bebé. Este gesto es sumamente importante durante la primera etapa, sobre todo para mejorar la relación con el padre.
  • Seguridad: Luego de estar nueve meses en el vientre, los bebés deben adaptarse de manera brusca a un nuevo entorno y no contar con la seguridad que tenían durante la gestación. Por ello, la madre al tomarlo en sus brazos y unirlo a su cuerpo es capaz de generar la seguridad que necesita.
  • Efecto Tranquilizador: Hay veces que lloran con frecuencia, pero otros lo hacen para reclamar afecto. El abrazo, otorga un efecto tranquilizador y calmante, evitando que el niño se sienta abandonado.
  • Facilita la digestión: Para ayudar a tu pequeño a expulsar los gases y el aire aspirado luego de comer, lo más recomendable es abrazar a tu hijo en posición vertical y darle un masaje en la espalda. Esta postura también permite calmar a tu hijo en caso de cólicos.
  • Enseña el mundo: Cuando abrazas a tu pequeño y lo tienes en una posición vertical, permite observar más allá y tener una mirada distinta y más atractiva del mundo.
  • Permite conciliar el sueño: Un abrazo, le permitirá relajarse cuando esté cerca de la hora de dormir y sobre todo lo tranquiliza.

 

 

Niños durmiendoLa hora de dormir: Inventar cuentos para nuestros pequeños

Crear personajes, inventar palabras o hechos insólitos son esenciales para dar inicio a un cuento y decir “había una vez".

 

 

 

 

Los pequeños se acuestan a dormir esperando que los papás les cuentes increíbles historias todas las noches. Esperan con ansias que nos sentemos frente a ellos y le comentemos los distintos cuentos que inventamos hasta que llegue el sueño.

Creación al instante

No es necesario que investiguemos algo especial para inventarle cuentos a nuestros hijos, lo más seguro es que ya tenemos el ritmo de leerles libros y observamos la realidad. Con estos elementos podemos comenzar a crear un suceso y narrar una fantástica historia.

Una buena idea es repasar los hechos del día, la inspiración puede venir de cualquier hecho que nos aconteció o presenciamos. Hay que pensar en los personajes que necesitamos y cuáles serían las características para que a los niños les llame la atención.

Lo ideal es que cada historia deje enseñanzas. Por ejemplo si los niños tienen que ir al dentista y no quieren ir, podemos crear una historia a base de lo importante que es ir a verse los dientes.

Imitar

Cuando contamos con la capacidad de hacer mímicas, podemos inventar cuentos donde imitemos el sonido de los pájaros, voces de personajes, animales y gestos. Será divertido para los niños antes de dormir y así lo ayudarás a estimular su imaginación.

Si sabes de mitos y leyendas también se pueden contar como si fueran cuentos de hadas, se les puede modificar algunas cosas.

Inventar cuentos para nuestros pequeños requiere mucha imaginación y contar con un espíritu lúdico, cuando comencemos veremos si seremos capaces de tener la atención de nuestros hijos.

 

bebé caminandoConsejos para que tu pequeño aprenda a caminar solito

No hay una edad pre-establecida para que los bebés den sus primeros pasitos, pero se calcula que entre los 10 y 15 meses pueden comenzar con este desafío. Este gran paso será vital para su desarrollo y sin duda, será inolvidable para toda la familia.


 

Al ser padres, la vida nos brinda momentos maravillosos que nos permiten disfrutar y compartir con nuestros hijos. Un momento memorable es ver a tu pequeño caminando por primera vez, si bien no es bueno apresurarlos se puede estimular a que lo haga.

Aquí te brindamos algunos consejos que podrías poner en práctica:

  • Ayúdalo a pararse. Estira los dedos para que se sujete y estimúlalo a que se pare solo.
  • Sujétalo con una sola mano para que de algunos pasos. Mientras mayor seguridad tenga tu pequeño, le puedes ofrecer el dedo índice para que se afirme. Así podrá lograr mayor equilibrio.
  • Cuando lo tomes de las manos, hazlo por delante, la altura debe ser intermedia entre la cintura y los hombros.
  • Cada paso que dé, haz que se sienta orgulloso, felicítalo por cada progreso y tenle paciencia con la coordinación de sus pasos.
  • Puedes colocar los muebles más cerca de lo que se encontraban. Así tu pequeño puede desplazarse apoyándose en ellos.
  • Siéntate a una corta distancia, extiéndele los brazos y llámalo mientras se sostiene.
  • Puedes usar juguetes y empuje y los arrastres que son ideales para esta etapa.
  • Con el tiempo aumenta la distancia entre los muebles para que comience a caminar sin apoyo.
  • Ten cuidado con las escaleras y los objetos cercanos, lo más probable es que tu pequeño quiera tocar todo.
  • Por cada logro felicítalo y haz que se sienta orgulloso de cada paso que da.

 

 

Embarazada cunaUn nuevo integrante en la familia: Cómo preparar la casa para tu hijo

Cuando esperamos la llegada de nuestro pequeño queremos tener en su pieza todas las cosas necesarias para que nada le falte durante los primeros días de vida. Por ello, debemos comenzar la preparación con bastante tiempo, hacia el séptimo mes debería estar todo listo.


 

Ideas para su pieza

Los primeros meses, lo ideal es tener la cuna en nuestra pieza para acudir de forma inmediata si es que nuestro pequeño lo requiere durante la noche. Con el tiempo la cuna se cambiará por una cama y si lo papás así lo desean, pueden cambiarlo de habitación.

Para ese lugar debemos elegir una cuna o cama, un armario, una cómoda y algún otro mueble. Con el tiempo necesitará más espacio tanto para jugar como para hacer sus cosas. Hay que tener en cuenta que la habitación no sea muy ruidosa, que genere calor en invierno y fresca durante el verano, además que sea lo más luminosa posible. Durante los primero días lo primordial es tener espacio para la cuna, un cambiador y un coche para salir al parque.

Decoración

Hay que tener en cuenta que las cosas que ponemos en la pieza como cuadros o espejos pueden ser peligrosos para nuestro pequeño, ya que le podría causar algún golpe o cortes en su cabeza.

Los enchufes son importantes, lo ideal es comprobar que la instalación cumpla con las normas de seguridad antes del nacimiento del bebé. Por ello, hay que taparlos con protectores especiales para bebés, hay que estar atenta a cualquier elemento que genere peligro para nuestro pequeño sobre todo cuando comience a gatear y andar. El objetivo que nuestro pequeño crezca de manera segura y feliz.

 

BebéTranspiración de nuestro pequeño

No todos los niños transpiran en cantidades similares, pero hay algunos casos que deben ser vistos por el médico.


 

El sudor o transpiración es un líquido salado que producen las glándulas sudoríparas. Cumplen con la función de regular la temperatura corporal en ambientes cálidos o en momentos de actividad física. Se presenta comúnmente en brazos, pies y palmas de las manos, pero en los pequeños es frecuente en su cabeza, frente y espalda.

Hay pequeños que no sudan o es muy poco, lo más probable es que los mecanismos que regulan la transpiración no están establecidos en su totalidad. No todos los niños transpiran en cantidades similares, pero hay algunos casos que deben ser vistos por el médico. Eso es conocido como hiperhidrosis, donde se quiere en algunas ocasiones tratamiento con varios especialistas. Si tu pequeño es sano, infórmale de igual manera a su doctor.

¿Por qué transpiran los bebés?

Los bebés tienen una mayor relación de superficie corporal que un adulto, debido a que los niños son más compactos. Además abrigarlo demasiado genera que también sude. La temperatura en lugares cálidos, habitaciones cerradas genera el fenómeno de sudoración.

¿Qué debes hacer en este caso?

No tienes que preocuparte demasiado, si la transpiración no es abundante. Puedes hacer algunas cosas:

  • Lavarle la cara y el cuerpo con un agua a temperatura agradable.
  • Cambiar su ropa y la de cama.
  • Dale pecho o agua, esto es para recuperar los líquidos corporales perdidos.
  • Ajustar ligeramente la temperatura del ambiente.
  • Si el sudor es excesivo lo mejor es ponerse en contacto con el médico.
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 2 de 15

Facemamá TV