Inicio > Bebé - Niño

Bebé



Tres bebésGemelos o mellizos: ¿Cómo educarlos?

Cuando te dicen que esperas gemelos por primera vez tu reacción será impresionante, ya te imaginas que el trabajo será mucho más duro, pero tendrás doble felicidad.


 

Cuando sabes que estas embarazada eres la mujer más feliz, radiante y ansiosa por saber si esperas niño o niña. Cuando te dicen que esperas gemelos por primera vez tu reacción será impresionante, ya te imaginas que el trabajo será mucho más duro, pero tendrás doble felicidad.

¿Cómo cuidar y atenderlos?

El cuidado de gemelos o mellizos no cambia mucho de un bebé único. Hay que poner atención y educación para seguir con las pautas como si fuera un solo bebé. Los gemelos desarrollan una capacidad de empatía y solidaridad que otros bebés no. Según estudios a los dos años hay un grado de empatía sorprendente en comparación con otros pequeños.

Una de las características que tienen los hermanos gemelos o mellizos es que uno de ellos es más retraído que el otro, uno de ellos tiene una personalidad dominante. En las niñas es donde más se nota quien es la que domina la situación.

No realices comparaciones delante de ellos, es algo que no se debe hacer con ningún hermano, primo o vecino sobre todo cuando es con tu hermano, mellizo o gemelo.

Esto ocurre con más frecuencia de lo que se cree, por ello trata de motivar a tu pequeño a ser como su hermano para que nadie pueda hacer una comparación de los dos.

Para combatir comparaciones, destaca las cualidades de cada uno. Hay niños que se destacan en una cosa y otros en otra. Dedica tiempo de juego por separado, ellos necesitan sentirse importante por separados.

Deben saber que son únicos, ser escuchados y atendidos con exclusividad.

En general no hay que realizar cosas muy distintas a cuando tienes un solo bebé, pero tener dos requiere de más tiempo y tener en cuenta aspectos que puedan ayudarlos a educarse en armonía.

 

Risa bebéSonrisa y risa de tu bebé

Una vez que se ha creado un lazo emocional entre el bebé y su madre, hay otra forma de comunicación que es la sonrisa y la risa del pequeñito. Si bien el llanto llama la atención, tu pequeño buscará otra manera de hacerlo, solo para tener cerca a sus papitos. La sonrisa y la risa es un acto voluntario que muestra afectividad durante los primeros meses.


 

El ser humano es el único personaje que les sonríe a sus padres. Las mamás responden de forma innata a este gesto. Es imposible no ver la satisfacción cuando un niño sonríe. En un año, tu pequeño hablará con su madre y puede seguir ocupando su sistema de comunicación que son sus sonrisas.

La sonrisa dura toda la vida y tu pequeño puede mostrar tres tipos de ellas:

  • Sonrisa refleja: Aparece al tercer día y dura un mes aproximadamente, es una sonrisa fugaz.
  • Sonrisa general: Suele mostrarse a las cuatro semanas. Se ilumina el rostro y brillan los ojos.
  • Sonrisa específica: Es cerca de los seis meses y es selectiva. Tu pequeño ha aprendido a distinguir los rostros familiares.

La risa libera endorfinas al flujo sanguíneo y es un analgésico natural. Se ha demostrado que la risa disminuye la presión sanguínea, favorece el sistema inmunológico y reduce el estrés. La risa voluntaria en los bebés surge cuando sus padres juegan con ellos entre el cuarto y quinto mes.

Si hacen algo que al bebé les guste, lo vuelve a hacer hasta que se ríe otra vez. Si se repite más veces este sonido se convierte en algo alegre y balbuceante.

Acciones que dan risa

Una acción que da mucha risa es el sonido de la “pedorreta” sobre el cuerpo del bebé. Además puede provocar la risa cuando hay gestos. Los bebés también responden con risa cuando el papá o mamá hacen cosas con las manos y se las esconden rápidamente.

La risa suave de los niños va en evolución hasta llegar a una risa escandalosa. Este tipo de sorpresa no le causa ningún dolor a tu pequeño, por ello se repite varias veces esta acción. Con el tiempo el aprenderá a ir manipulando sus acciones, vocalizaciones y lenguaje corporal. Desde ahora tu pequeño va a querer estar presente en todos los juegos.

 

bebéEl reflujo en los bebés

Los eventos de reflujo no provocan problemas en los niños, pero en alguno pequeñitos genera síntomas y problemas de salud. Esto es conocido como la enfermedad por Reflujo Gastroesofágico.


 

Los vómitos son más frecuentes después de las tomas de los pequeños y sobre todo si esta acostado. Los pequeños con reflujo suelen hacer la digestión algo más lento que otros, por lo que pueden devolver alimentos que han consumido horas antes.

¿Por qué devuelven lo que comen?

Devolver la comida es algo habitual, el peso y la talla no deben verse afectada por este problema. Desde los 6 meses se comienzan a introducir los alimentos sólidos a la dieta de los bebés.

Algunos factores hacen que los niños estén más predispuestos a tener regurgitaciones. Por ejemplo, al ser inmaduros se demoran más en vaciar su estómago y el esfínter esofágico inferior es mucho más débil. Si el pequeño pasa mucho tiempo acostado, favorece que el contenido del estómago se desplace hacia la boca.

Cuando el bebé comienza a crecer todos los mecanismos maduran, por ello ya no devuelven la comida como lo hacían antes.

¿Cuándo hay que preocuparse por el reflujo?

Si tu pequeño está tranquilo, come bien, sube de peso adecuadamente no debes preocuparte. En cambio, si está irritable, deja de comer o está muy ansioso, no gana peso, comienza a vomitar de color verde o con sangre hay que consultarle al pediatra.

¿Qué se puede hacer para disminuir esto?

Si tu pequeño está bien, no es necesario tratarlo con medicamentos, ya que el reflujo va disminuyendo con los meses.

Sin embargo, si necesitas disminuir la cantidad de reflujos debes hacer que tu pequeño este un rato entretenido y no se acueste inmediatamente después de comer. Aliméntalo con calma, sin dejar que se ponga ansioso y coma rápido, ya que favorece la acumulación de gases.

En el caso que hay una repercusión en la salud del niño, que se conoce como Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico, los pediatras le darán fármacos para que se sienta mejor.

 

recién nacidoBeneficios del método canguro

Se ha demostrado que el método canguro otorga múltiples beneficios a bebés con bajo peso o prematuros, sin embargo para los recién nacidos a término tiene más ventajas.


 

Entre los beneficios que podemos encontrar está:

  • Al poner en practica el método canguro, es decir al bebé sobre el pecho de su madre, se estabiliza la respiración y frecuencia cardiaca del bebé. En su sangre aumenta la oxitocina, que permite sentir la sensación de bienestar y disminuyen las hormonas de estrés.
  • Los bebés ganan peso, no necesitan de tanta oxigenoterapia, regulan su temperatura y bajan los episodios de apnea.
  • Este contacto ocurre solo al nacer, el bebé aprende antes a mamar, busca el pezón.
  • En esta posición el bebé recibe estimulación táctil, visual, olfativa y auditiva, favoreciendo el desarrollo de su cerebro y maduración de su sistema nervioso.
  • El recibir cariño piel con piel, lloran menos y duermen mejor.

Beneficios para madre y padre

  • El estar en contacto, la madre segrega oxitocina, hormona que despierta el amor al hijo, reduce la hemorragia postparto y favorece la expulsión de la placenta y la producción de leche.
  • Al ser prematuro, los padres están en sus cuidados y disminuye su ansiedad.
  • Madre tiene más confianza y está menos expuesta a una depresión postparto.
  • Los padres están sensibles a las necesidades del bebé y aprenden a tranquilizarlo cuando llora.
  • Para cargar a tu hijo y tenerlo cerca de tu cuerpo hay otras formas. Entre ellos se encuentran accesorios que facilitan el porteo.

Ropa para mamá-canguro

Se diseñó para practicar el método en bebés prematuros. Es una faja, que fija al bebé en el regazo y con un blusón que cubre a ambos. El papá o mamá tendrá los brazos libres para estar en contacto piel con piel junto a su bebé.

Mochilas ventrales

Se conocen como marsupios. Son para llevar al bebé el pecho. Se puede usar desde que nacen, siempre y cuando se sujete bien su cabeza. Hay que buscar una postura cómoda.

Pañuelos de porteo

Los pañuelos portabebés se inspiran en la formar de cargar a los niños en las sociedades. Son cómodos y se requiere de un aprendizaje como nudos o posiciones.

 

bebé comiendo¿Cómo enseñar a tu pequeño a masticar?

Que los pequeños aprendan a masticar puede ser una tarea un poco complicada. Si los niños no logran esto puede ser un problema en la adaptación del jardín o la escuela.


 

¿Cómo ayudarlo?

Durante el primer año de vida, tu pequeño tiene varios cambios en su alimentación. Deberás tener paciencia y dedicación para que logre con éxito la adaptación de sabores, texturas y formas de alimentarse.

Se recomienda que a los niños no les den alimentos triturados a partir del primer año, pero un pequeño entrenamiento puede comenzar un poco antes. Cuando comienzan a salir los dientes es un buen momento para otorgarle un alimento sólido. Por ejemplo puedes darle un pedacito de pan del día anterior que además lo ayudará a aliviar los dolores en sus encías.

¿Cómo estimularlos?

Para hacer que esta etapa fluya podemos tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • La paciencia y constancia deben estar presentes. Cambios bruscos o imposiciones solo generarán tensión en tu hijo. Este aprendizaje dependerá de la buena disposición del niño y ser comprensivos, sobre todo no hay que desesperarse.
  • Para adaptar a tu pequeño puedes variar en las texturas del puré. Puedes ir dejando pequeños trozos. En la comida puedes ir de a poco con carne picada en trozos muy pequeños.
  • Desde el año, tu pequeño comenzará a mostrar cierta autonomía a la hora de alimentarse, puedes permitirle que coma pequeños trozos de comida con sus manitos. Esto le permitirá desarrollar algunos hábitos alimenticios como la motricidad fina.
  • También puedes reducir la cantidad de puré y acompañarlo con otro alimento. Entre ellos puedes hacer un estofado con papas, una tortilla o comer un plátano.
  • Debes evitar alimentos con lo que se pueda atorar. Existen recetas donde puedes introducir frutas u otros alimentos jugosos sin el peligro de que pueda provocar un daño en tu pequeño.

A medida que tu hijo comience a crecer debes hacerlo entender que la masticación lo ayudará a tener una mandíbula fuerte y dientes sanos. Debes tener cuidado para que no se trague alimentos enteros o poco triturados, debes enseñarle a masticar despacio y varias veces. Esto le permitirá digerir y tragar mucho mejor.

 

bebé y mamáMadre e hijo: Claves para volver a dormir

¿Qué hacer para volver a retomar el sueño después de despertar más de 2 veces durante la noche y tener un buen descanso?

 

Puede ser que antes que tuvieras hijos dormir no era un problema, solo llegabas a tu casa y descansabas. No obstante, con la llegaba de un bebé la rutina del sueño se ve muy afectada. A media noche tienes que dar la leche o ver si tu pequeño duerme bien. El resultado de ello es que la mamá al día siguiente anda muy cansada por no poder dormir bien.

¿Qué puedes hacer para lograr un buen descanso?

  • Si en media hora no duermes: Nuestro cuerpo es una máquina de gran precisión, regulan el hambre, dolor, sueño entre otras cosas. Si pasan de 20 a 30 minutos y no logras dormir, lo mejor es levantarte y hacer cualquier cosa que no requiera de actividades mentales.
  • Trata de descansar cada momento en que el bebé duerme: No importa la hora, Si tu pequeño duerme, tú también puedes hacerlo, pero no más de 45 minutos. Si es más tiempo, perderás horas de sueño durante la noche.
  • Ejercítate unas horas antes: Si cansas tu cuerpo, es ideal para dormir. El organismo tarda bastante tiempo en eliminar la adrenalina. Muchas mamás en el día se sienten cansadas y durante la noche su cuerpo lo sienten con más energía. Para invertir este ritmo, practica ejercicio un par de horas antes de irte a dormir.
  • No alargues la siesta: Es un momento reparador, pero puede restar horas de sueño durante la noche. Es un buen remedio para aliviar los días agotadores. No sobrepases los 45 minutos.
  • No leas, ni veas televisión desde la cama: Gran parte de los casos que existe problemas para dormir, es porque está pendiente de leer o ver televisión. Al tener tu organismo ocupado es más complicado conseguir un relajo y conseguir que aparezca el sueño.

 

 

Bebé llorando¿Cómo manejar una crisis de llanto del bebé?

El llanto de un pequeño puede tener muchas causas como, hambre, sueño, frío, entre otras cosas. Los niños también se aburren y necesitan atención, diversión. Si durante una tarde están aburridos les puede venir un ataque de llanto. Cuando hay una crisis lo ideal es solucionar el problema que lo generó.


 

Si no logras dar una solución a los problemas, siempre es bueno un buen juego. Si tiene hambre o dolor será complicado que se enfoque en el juego. Pero ante cualquier otro problema siempre intenta hacer un juego.

  • Móviles: Puedes sentar a tu pequeño en su silla de comer o silla mecedora. En el debes tener dos muñecos o móviles, crea algunas voces e intenta hacer una historia con tu pequeño. Si está irritado, no te dirijas directamente a él, eso puede ser peor. Cuando logre calmarse el mismo mostrará interés por involucrarse en el juego.
  • Luz: La luz llama enormemente la atención de cualquier niño. Puedes hacer una actividad y demostrar sus habilidades. Cuando tenga más habilidad como a las 8 o 9 meses puedes entretenerlo con algo tan sencillo como una linterna.
  • Sonidos: Hay sonidos que pueden calmar a los pequeños durante los primeros meses de vida, cada bebé tiene sus preferidos. Esto puede ser sonidos del celular, una canción o un sonido descubierto al azar.

Independiente del humor que tenga el niño, cuando escuche el sonido que tanto le gusta, le llamará enormemente la atención cada vez que suene y generará un silencio de inmediato.
Ten cerca el sonido que le guste, te puede sacar de apuros cuando debas enfrentar un problema con tu pequeño o una crisis.

 

 

bebé llorando¿Cómo actuar ante un bebé que requiere mucha atención?

La gran mayoría de los bebés son tranquilos, fáciles, comen bien, duermen, mientras que otros son todo lo contrario. Necesitan el pecho de la mamá o su mamadera, no pueden dormir solos o necesitan estar en los brazos para estar más tranquilos. Estos pequeños requieren una alta demandan y en los padres podría generar un agotamiento.


 

Los papás pueden sentirse responsables de la actitud del bebé y de cómo lo están educando. En realidad lo que ellos deben hacer es acoplarse a su pequeño. Un bebé con alta demanda es porque tiene una alta necesidad.

Algunas características de estos niños son:

  • Bebés intensos: Tiene mucha energía en todo lo que hacen, lloran bastante, comen mucho, ríen y se enojan cuando no consiguen lo que desean.
  • Bebés tensos: Están listos para casi cualquier cosa, son casi hipertónicos. No pueden estar quietos, les gusta estar en los brazos y en contacto físico.
  • Duermen poco: Siempre buscan hacer cosas y mientras duermen se despiertan muchas veces. Necesitan ayuda para dormir y seguir durmiendo.
  • Absorbentes: Necesitan mucho cariño, contacto, juegos, brazos y no se sienten jamás satisfechos. Por ello, los papás deben tener mucha paciencia.
  • Comen con frecuencia: Solicitan comida a menudo. La alimentación más seguida hace que lloren menos y se sienten más satisfechos.
  • Demanda: Tienen una urgencia exagerada, debes estar a tiempo para ellos.
  • Funcionamiento: Todo lo que funciona con los otros bebés con ellos no. Y si encuentras algo, al día siguiente no funcionará.
  • Mamá cerca: No basta con tener a su mamá cerca, si no que quiere estar en sus brazos, dormir con ella y tener el máximo contacto posible.

Cuando este tipo de bebé está ante sus padres hay muchas dudas. Por lo general no saben si lo están haciendo bien. Lo que se hace es acoplarse a ello sin tener remordimientos.

 

bebé durmiendo¿Cómo duerme tu hijo en el primer año?

Dormir se aprende de la misma manera en que aprendemos a caminar o comer. En los primeros meses de vida y hasta que tenga hábitos del sueño, los padres determinaran cuál será su rutina para dormir.


 

En un principio puede ser una misión imposible, tener una rutina del sueño es una cuestión de paciencia. Mes a mes el bebé irá adquiriendo hábitos. Los recién nacidos suelen dormir de 15 a 17 horas al día y despiertan cada dos o tres horas para comer.

Desde los dos meses, comienzan a dormir más por la noche, entre tres a 4 meses casi duermen 5 horas seguidas. Entre 4 y 6 meses es el momento recomendado para introducir una rutina de sueño.

En el día el bebé estará más despierto, se comunica e intuye algo de la rutina que le dicen sus papás. En esta etapa es importante:

  • Que el bebé sepa que la noche es oscura y que el día es claro y hay mucho ruido.
  • Establecer un horario fijo para el baño, antes de la última toma de leche del día. Después deberá alimentarse, y luego a dormir.
  • Que el bebé lleve ropa adecuada para dormir. Procura comprarle pijama o cambiarlo de ropa antes de dormir.
  • Que el bebé aprenda a conciliar el sueño en su cuna, en los brazos o simplemente recuéstalo en tu cama, y quédate junto a él, para luego llevarlo a su cuna.
  • Que se atienda al bebé cuando llore.

El sueño de 6 a 12 meses

Entre los 6 a 7 meses, los bebés duermen entre 11 a 12 horas al día, más una hora de siesta. Si el niño no puede quedarse solo durmiendo se pueden poner en práctica algunas recomendaciones:

  • Utilizar los cuentos para ayudar a los niños a dormir.
  • Las canciones infantiles pueden ser favorables.
  • Un recurso muy positivo es darle un “amiguito”, que puede ser un muñeco, un peluche o algún juguete con el que se sienta acompañado y seguro.
 

bebé riendo¿Sabes que dicen las expresiones de tu bebé?

Los bebés pueden tener varias expresiones de acuerdo al estado de ánimo que tengan, puede estar feliz o enojado. No obstante hay algunas que no se pueden comprender.


 

Para saber cuáles expresiones tiene tu pequeño te dejaremos una guía para que entiendas algunas de sus señales cuando estés con él.

  • Sonrisa amplia: Su cara de felicidad es reconocible. Abren mucho sus ojos, levantan sus brazos y sonríen. Se expresan en todos sus sentidos.
  • Algo no les agrada: Cuando hay algo que a los bebés no les gusta, ellos normalmente lo hacen a través de pucheros, llantos o gritos.
  • Curiosidad: Hay bebés que son curiosos por naturaleza, están constantemente descubriendo cosas nuevas. Quieren jugar, aprender y descubrir.
  • Ojos cerrados: Cuando los niños bostezan sin parar, cierran los ojos y lloran sin motivo es porque tienen sueño.
  • Llanto: En un principio los papás no saben porque lloran. Poco a poco van aprendiendo a interpretarlos. Hay llantos que pueden ser por cansancio, enojos o por dolor.
  • Sorpresa: Un pequeño que abre mucho sus ojos y boca, generalmente es un gesto de sorpresa, de alegría. Ellos expresan mil maravillas en este sentimiento.
  • Asco: Cuando uno bebé frunce el ceño y cierra mucho la boca es una señal de protesta. Su expresión de asco es por algún alimento o un objeto que no le gusto su material.
  • Satisfacción: Su cara de satisfacción puede ser de muchas formas, puede reírse e invitar a participar del juego que lo hace feliz.

Tu hijo te puede mostrar muchas caras, tú debes aprender a conocer estas expresiones que la mayoría de las veces intentan decirte algo.

 

mamá y bebéMétodo Canguro, piel con piel

Los beneficios que otorga el Método Canguro son para todos los bebés, ya sean prematuros, enfermos o sin ninguna complicación de salud. Esta es una de las mejores maneras de recibir y cuidar a un bebé. El objetivo es proporcionar el contacto piel con piel, lactancia materna a demanda y proveer de los cuidados que se necesiten.


 

Un niño sano necesita estar en contacto con su madre y experimentar los beneficios de la lactancia materna. En cambio, un bebé prematuro tendrá como base de cuidado el contacto piel con piel.

El método canguro ha tenido varias fuentes de investigación sobre todo por sus beneficios, los que han sido comprobados y establecidos en muchos lugares.

Esta técnica consiste en realizar una acción muy sencilla; colocar al bebé en el pecho de la madre, con el fin de que este sienta el calor corporal y los latidos del corazón de su progenitora. Este acercamiento ha permitido que bebés nacidos antes de lo que se esperaba, puedan salir.

El calor que otorga una madre a su hijo no tiene comparación con ningún aparato tecnológico. Al realizar una comparación entre bebés que estuvieron en incubadora a otros que tuvieron el método canguro, se logró analizar los efectos que tiene a largo plazo, incluso pasado hasta los diez años.

En muchos países, el cuidado para los bebés prematuros es en una sala especial con cuidados intensivos donde están aislados y protegidos por incubadoras. No obstante, los beneficios que otorga este método son esenciales y mejores para la salud del pequeño.

Por ello, esta práctica es muy buena para realizarla, no dudes en hacerlo si tu pequeño nació antes de lo que esperabas, recuerda que el calor de madre y el contacto piel con piel es invaluable y beneficiosa para su salud.

 

bebéHipo en tu pequeño ¿Cómo aliviarlo?

El hipo se convirtió en una preocupación para los padres, cuando es constante en los bebés. Hasta el 80% de los niños sufre de esto durante los primeros meses de vida. En el mayor de los casos no es un problema de salud.


 

El hipo es habitual y no se conoce en qué consiste y cuál es su causa. Con el paso del tiempo se convirtió en algo incómodo para los adultos y cuando los niños lo tienen comienzan algunas dudas.

El hipo es una inspiración violenta, se produce de forma involuntaria en el diafragma y los músculos intercostales. En los adultos este comportamiento suele darse después de comer mucho o muy apurada. En los niños se hace mucho más frecuente y no sabemos el por qué.

Los recién nacidos no tienen su sistema nervioso ni digestivo con total madurez, por lo que el hipo cotidiano no debe ser un problema. La alarma podría ser si un niño que es prematuro lo sufre alrededor de 45 minutos diarios.

Los bebés toman una gran cantidad de leche, es fácil que el estómago comprima las paredes del abdomen, sobre todo el lado izquierdo, estimulando el nervio frénico. Esto provocará las contracciones espasmódicas del diafragma y pueden permitir la aparición del hipo.

Algunas causas del hipo son:

  • Evita que tu pequeño acumule gases.
  • No dejes que tu niño mame apurado.
  • Ayúdalo a expulsar gases.
  • No le des alimentos que no son adecuados para su edad.
  • Una baja de temperatura en el ambiente puede provocar hipo.
  • Asegúrate que su pañal este siempre seco.

Al médico debes asistir cuando el hipo aparezca varias veces al día y este cerca de media hora. Recuerda que todo lo que ocurra con tu pequeño debes comentárselo a tu médico.

 

bebé¿Cómo estimular el balbuceo y el lenguaje de tu bebé?

Cada pequeño tiene su propio desarrollo madurativo y no todos evolucionan de la misma manera.


 

A través del lenguaje los bebés expresan sus sentimientos e ideas. Cuando son pequeños intentan usar gestos, balbuceo o una palabra. Con el tiempo irán adquiriendo la mejor forma de comunicarse.

Todavía no son capaces de emitir alguna palabra. Pero pueden comunicarse con nosotros, saber que llorando puede conseguir algo. Cuando son un poco más grandes comienzan a utilizar los gestos y algunas palabras.

  • De 0 a 6 meses, los bebés producen sonidos. Durante esta etapa lo mejor es hablarles y empezar a establecer turnos de palabra.
  • De 6 a 9 meses, intenta sus primeras palabras pero no completas como baba, nana, gaga. Asimilan los sonidos de su lengua y cerca de los 8 meses comienzan a aprender sus primeras palabras.
  • De 9 a 12 meses, continúan con el balbuceo, responde a su nombre y entienden algunas órdenes sencillas.
  • De 12 a 18 meses, dicen unas tres palabras y reconocen algunas partes del cuerpo.
  • De 24 a 30 meses, no se callan. Construyen frases de hasta cuatro palabras.
  • De 30 meses a 3 años, entienden casi todo y comienzan a hablar como adultos.

Desarrollo

Cada pequeño tiene su propio desarrollo madurativo y no todos evolucionan de la misma manera.

En un principio el lenguaje será muy limitado, ya que las primeras palabras se refieren a temas familiares como mamá o papá. Con el tiempo comenzará a tener un vocabulario mucho más amplio.

Tu pequeño no solo se comunica verbalmente, sino que también lo hace con gestos.

¿Cómo estimular el lenguaje de los bebés?

Para estimular la adquisición del lenguaje desde pequeños, es importante aplicar ciertos trucos como:

  • Hablar con ellos y contarles lo que haces.
  • Cantarles canciones y leer cuentos.
  • Establecer contacto visual cuando hablemos con ellos.
  • Acompaña tus palabras de gestos.
  • Cambia el tono de voz.
  • Celébralo cuando diga algo bien.
  • Aprovecha cuando juegues con él para enseñarle vocabulario.
  • Enséñale onomatopeyas de animales.

 

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 2 de 18

Facemamá TV