¿Cómo es el aprendizaje del bebé?

Cómo es el aprendizaje del bebé

Los bebés van acumulando saberes paso a paso en el transcurso de sus primeros años de vida, como: hablar, gatear, pararse, identificar las palabras, entre otros. Por ello, hay que fomentar que aprendan de manera entretenida dentro de sus actividades habituales.

Desde que los bebés llegan al mundo, los padres se esfuerzan para que su hijo desarrolle la mayor cantidad de habilidades.

No obstante, los papás deben entender que el cerebro de un pequeño está aún más ocupado que el de un adulto. Tienen un gran apetito por los conocimientos que adquirirá con las nuevas  experiencias, gracias a que poseen el potencial necesario para lograr un alto nivel de inteligencia.

Su cerebro va tomando conciencia a medida que su cuerpo se fortifica, a modo que mientras camina y se sorprende adentrándose en el mundo que le rodea, ya su cerebro tiene las bases para recopilar estos conocimientos.

¿Cuándo inicia su aprendizaje?

Desde su nacimiento comienzan a abrirse sus capacidades sensoriales; el tacto, la visión, el oído, el olfato, y el equilibrio, le brindan distintas sensaciones.

En sus primeros años lo absorben todo, luego, al ir creciendo, su cerebro selecciona la información que le interesa. Aunque influyen factores genéticos, también lo hace el entorno con el que se desenvuelve, y para que sea favorable, lo ideal es que éste sea variado. Cuanto más explore y participe de juegos y actividades en su rutina, tendrá mayor posibilidades de convertirse en un adulto con imaginación y creatividad.

¿Qué aprenderá en los primeros doce meses de vida?

  • A querer a los demás (papás, hermanitos y otros).
  • A confiar (cuando estoy en problemas sé que mis papás me van a ayudar).
  • A asimilar el concepto de permanencia de las cosas (cuando mis papás se esconden, están ahí aunque no los vea).
  • Aprenderá más acerca de sí mismo: ¿qué me gusta?, ¿qué me desagrada?, ¿qué me pone feliz o triste?
  • A resolver problemas, por ejemplo, cómo alcanzar un juguete que está lejos.
  • A sentarse, pararse y andar.
  • Aprenderá muchas palabras. Aparte de conocerlas, debe descubrir cómo reproducirlas, usando la combinación de cuerdas vocales, labios y lengua.
  • Aprenderá a recoger y dejar caer, así como también a manipular los objetos.

Aunque los papás no necesitan de cursos especiales para que su hijo aprenda, sí pueden ayudarlo con juegos didácticos, que les proporcionarán las herramientas para fomentar su desarrollo.

Los ejercicios que se recomiendan para promover el estímulo son:

  • Familiarizarlo a distintos ambientes: llevarlo de paseo al zoológico o al parque.
  • Hablarle sobre las personas con las que se encuentra en el camino.
  • Describirle cómo funcionan las cosas, por ejemplo: Si abro la llave sale agua.
  • Explicarle las diferencias de los objetos o animales, como decirle: El caballo tiene la cola larga, el cerdito la tiene corta.

Si el bebé presenta interés por aprender, es bueno estimular su aprendizaje sin prescindir de la diversión.

No debes olvidar, que la enseñanza puede ser entretenida y que no hay que presionarlo. Deja que tu bebé fije el paso, y si lo notas desmotivado o desinteresado, cambia de actividad.



Relacionados

Te puede interesar:

La mujer que con 62 años tuvo un bebé ya está en casa