Un hogar a prueba de alergias

La mayoría de los agentes antígenos están en el hogar y conforman el polvo: pólenes, pelos de animales, fibras textiles, hongos… además de incluir un componente alergizante: el ácaro del polvo. Te enseñaremos como tener un hogar a prueba de alergias.

Los purificadores de aire sirven para eliminar el polen, que está compuesto por gránulos microscópicos de las plantas. Además, es importante mantener las ventanas cerradas.

Respecto a los ácaros, se debe eliminar cualquier tipo de animal de pelo (gato, perro, hámster), ya que favorecen la proliferación de estos bichos, incluso 2 o 3 meses después que el animal no está.

En cuanto al moho, sobre todo si es asmático, se debe eliminar por completo.

Algunos estudios recientes han demostrado que existe un elevado número de sensibilizaciones de las cucarachas (sobre el 40%). También se ha revelado que depende del nivel socio económico de la familia (más dinero, menos cucarachas, ya que se necesita desinfectar los ambientes manualmente).

Los ácaros son bichos

Se trata de unos pequeños arácnidos invisibles a simple vista (miden de 4 a 8 micras) inofensivos pero altamente alérgenos. Son parte natural de todas las casas y su presencia sólo puede eliminarse limpiando concienzudamente.  Se desarrollan en lugares donde no hay luz natural, en zonas cálidas y con una humedad del 80%, Su época de máximo desarrollo es el otoño y su número va descendiendo a medida que entran en funcionamiento las calefacciones del hogar, al secarse el ambiente. Lamentablemente, así no se eliminan las larvas, los que crecen durante el año.

Además, la sequedad en el ambiente facilita la segmentación de los excrementos de estos alérgicos, lo que da lugar a un polvo ínfimo que desencadena reacciones alérgicas como irritación de ojos y nariz, asma, etc. Se alimentan de las escamas humanas y animales (teniendo en cuenta que un adulto desprende alrededor de 1,5 gramos de escamas o piel muerta a diario, se puede alimentar a unos 100.000 ácaros). Su lugar preferido es la cama, sobre todo los colchones, por lo que los síntomas se presentan durante la noche principalmente. También habitan peluches, alfombras, frazadas, en fin… cualquier objeto textil.

Una guerra sin cuartel

La solución radica en crear un ambiente totalmente hostil para los ácaros. ¿Cómo? Eliminando la humedad del hogar, limpiando exhaustivamente, de preferencia con una aspiradora con filtros que absorban elementos de hasta 2 micras, y eliminando sus hábitats favoritos. La idea es secar el ambiente, pero evitar el aire acondicionado porque acumula polvo en sus conductos.

Recuerda

  • Efectuar limpiezas intensas y constantes, pasar la aspiradora por los muebles, sofás y colchón un par de veces por semana. Aplicar un acaricidas sobre el colchón cada 3 meses.
  • Evita vivir en zonas muy húmedas. Reduce el nivel de humedad al 60% para que los ácaros mueran. Instala un deshumidificador para eliminar sus excrementos.
  • El baño y la cocina deben estar ventilados para que no aumente la humedad ni se favorezca la aparición de mohos.
  • Si vives en una casa antigua, debes limpiar con cuidado. Los especialistas opinan que los ácaros con mas de veinte años conservan toda su potencia y son más difíciles de eliminar.
  • Después de un día de lluvia se debe dejar secar la ropa y los zapatos completamente.
  • Ventila las habitaciones durante una media hora cada día, permitiendo que circule aire por todas las habitaciones, especialmente en el dormitorio.
  • Los objetos viejos guardados son un vivero de ácaros, deben desinfectarse.

El dormitorio debe ser austero

La idea es que no tenga peluches ni cuadros ni estantes. No olvides que los ácaros prefieren los tejidos naturales para vivir, las matas de lana y las almohadas rellenas de plumas. Hay que evitar los cabezales forrados con tela, elige uno de madera lisa. También utiliza fundas antialérgicas para el colchón y la ropa de cama que guardes, una vez que la hayas lavado.

Un ambiente acogedor… y fácil de limpiar

En cuanto a la decoración, es aconsejable elegir suelos firmes, tipo parquet o linóleo. Los muebles deben ser lisos y de madera, que se puedan limpiar con facilidad con un trapo húmedo. Las cortinas deben ser lavables y se deben evitar las persianas, ya que acumulan polvo. Los equipos de música y el televisor se deben limpiar con un trapo húmedo. Hay que evitar las plantas de interior por que favorecer la acumulación de moho y hongos.

Si en el hogar hay un niño

Haz hincapié en los peluches. Mejor cambiarlos por juguetes lavables. Es bueno ponerlos dentro de una bolsa de plástico y dejarlos en el congelador por 4 horas antes de lavarlos. Si tiene pósters en la pared, deben limpiarse a diario. Lo mismo los muebles. Si duermen 2 niños en la misma pieza, el alérgico debe dormir en la cama de arriba. No olvides lavar la ropa de cama con regularidad y a temperaturas elevadas.

Aparatología antialérgica de última generación

El 90% de los alérgicos lo es a los ácaros del polvo. Existen algunos aparatos y protectores que pueden ayudar a mejorar el ambiente del hogar.

Purificadores de aire

Son pequeños aparatos portátiles que se pueden instalar en el lugar que se necesiten. Filtran las partículas que se encuentran suspendidas en el aire y se disponen de un filtro de carbón activo y otra del tipo especial, capaz de retener partículas de más de 0.3 micras, siendo posible filtrar los ácaros del polvo y el polen, además de absorber los malos olores.

Deshumidificadores

Son portátiles también. Evitan el aumento del crecimiento del moho y la reproducción de los ácaros. Mantienen un grado de humedad estable gracias a un hidrostato.

Aspiradores con filtro

Su tamaño es similar a las normales, pero tienen un filtro que absorber partículas de más de 0.3 mm y las retiene (a diferencia de las aspiradoras que las devuelven al ambiente). Es perfecto para eliminar los ácaros y el polen.

Filtros de polvo y polen para los aparatos de aire acondicionado y de calefacción

Están confeccionados con tejido reticular, lo que posibilita que las partículas del aire queden retenidas en su interior. Pueden instalarse fácilmente y reemplazarse.

Filtros para el auto

Mantienen el aire del interior del auto limpio de polen y ácaros.

Acaricidas

Matan ácaros y se pueden usar en colchoces y ropa de cama. Se venden en espumas o en polvo húmedo y se debe pasar la aspiradora tras aplicarlos para para eliminar los excrementos de los ácaros.

Fundas antialérgicas y antiácaros

Confeccionadas con tejidos sintéticos, impiden que los ácaros se reproduzcan. Evitan que los ácaros lleguen al colchón.

Contenido desarrollado por el pediatra Pedro Barreda.

Relacionados



huevo
Te puede interesar:

¿Se puede incluir huevo en la dieta del bebé?