Alergias primaverales. Agosto es el mes ideal para iniciar tratamiento

Congestión nasal en el embarazo

Prevenir los síntomas que pueden provocar las alergias primaverales, es el objetivo de prepararse desde este mes.

Las alergias primaverales o alergias crónicas, vienen siendo una enfermedad que afecta a millones de chilenos. La llegada del calor y la primavera es la primera advertencia para muchos que se debe iniciar un tratamiento para combatir de manera correcta este padecimiento. Una de las alergias más comunes es la respiratoria, que con el pasar de los años se ha visto incrementada por la contaminación ambiental. Actualmente el 20% de la población general sufre de este cuadro y está influida por factores genéticos y ambientales.

Según la doctora Catalina Matalón, otorrino de Clínica Avansalud, la alergia es una enfermedad crónica con síntomas de larga duración, tos, estornudos, rinorrea, prurito nasal, faríngeo, conjuntivitis o prurito ocular. No presenta síntomas generales de infección, decaimiento, fiebre, ni compromiso del estado general. Sin embargo, si una persona no toma las medidas preventivas, su calidad de vida se puede ver afectada presentando cuadros respiratorios altos o bajos, presencia de ronquidos con cefalea y mala oxigenación, finalizando en una sobreinfección con sinusitis o bronquitis crónicas.

Las personas que están más predispuestas son los hijos de padres alérgicos, las personas con inmunidad baja y aquellos que viven en lugares con alta contaminación ambiental o zonas de muchas áreas verdes. Al mismo tiempo, gran parte de la población vive con esta enfermedad y nunca se le ha diagnosticado un cuadro alérgico, debido a que los síntomas son semejantes a un resfrío o una bronquitis común. Estos cuadros pueden aparecer a cualquier edad y más aún si se tiene predisposición genética.

Cómo combatirlas

“Un buen método para estar preparado para las alergias primaverales, es comenzar el tratamiento en agosto y prevenir los síntomas que aparecen con la llegada de la polinización de pastos y malezas. Los antialérgicos o antihistamínicos son el tratamiento de elección de muchos, dependiendo del cuadro que presente. También existen tratamientos de inmunoterapia con vacunas”, afirma la especialista de la Clínica Avansalud.

Por otro lado, la rinitis, bronquitis y asma son otro tipo de alergias primaverales que tienen comportamientos diferentes en cada paciente. “Pueden presentarse como episodios estacionales, donde se encuentra la alergia primaveral y el resto del año se presenta de forma asintomática o perenne, es decir, todo el año presenta síntomas”, afirma la doctora Matalón.

La especialista agrega además que existen diversos métodos adicionales que se pueden realizar en los hogares para disminuir este problema:

  • Ventilar la casa en las mañanas
  • Cerrar ventanas en la tarde
  • Evitar humedad en ambiente
  • Uso de anteojos para la conjuntivitis
  • Sacudir la ropa tendida antes de guardarla
  • Bañarse después de estar en contacto con el polen
  • No tenderse en el pasto, ni estar donde cortan césped
  • Evitar objetos que acumulen polvo en los dormitorios

Por último, puntualiza la facultativa, se debe consultar a un especialista para determinar el origen de cada sintomatología e indicar el tratamiento correspondiente a cada una de las alergias primaverales.

 

 

Relacionados



Te puede interesar:

Un hogar a prueba de alergias